¿Qué está pasando con la Biblioteca Manuel Alvar?

La situación de cierre por obras de la Biblioteca Manuel Alvar es algo que preocupa a muchos vecinos del Distrito, que necesitan con urgencia espacios culturales y de estudio. Y las noticias sobre la biblioteca son algo confusas, así que voy a intentar dar algo de luz.

La Biblioteca Manuel Alvar es un centro de titularidad estatal, pero de gestión exclusiva de la Comunidad; eso quiere decir que la construcción y obras mayores son competencia del Ministerio y las obras de mantenimiento son de la Comunidad. Con los problemas de interpretación que ello conlleva.

La biblioteca se cerró en marzo de 2019. El Ministerio comenzó entonces las obras de emergencia de subsanación de problemas de seguridad y climatización. El 14 de febrero de 2020, el Ministerio finalizó las obras. A partir de esa fecha, la Comunidad de Madrid (CM) iba a iniciar las obras que le correspondían.

Sin embargo, la CM no inició esas obras de su competencia (accesibilidad en núcleos de aseos, pintura, cambios de suelo, etc.), y a la vez solicitó al Ministerio nuevas obras (sustitución del sistema eléctrico, iluminación led, mejora de la accesibilidad). Entonces sucede que, al tener que hacer diferentes obras distintas Administraciones, hubo que consensuar que fuese una, la estatal, quien asuma el 100% de las obras. Porque si la CM tiene que pintar y el Ministerio cambiar el sistema eléctrico cada uno por su cuenta, sale mucho más caro para los ciudadanos, y no es eficiente.

Hubo entonces que consensuar un proyecto entre el Ministerio y la CM de rehabilitación integral de la biblioteca. La Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos (GIE) solicitó al Ayuntamiento licencias de obras y de actividad (esta última conseguida por el Ministerio a través de la GIE en un tiempo récord, ya que el edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural).

Con esta rehabilitación integral que va a hacer el Gobierno de España, la biblioteca cumplirá con la normativa vigente en cuestiones como accesibilidad y eficiencia energética, y hará que sea moderna, renovada y segura para los usuarios.

Por tanto: primero, al ser un edificio Bien de Interés Cultural (BIC); segundo, el Gobierno de España ha tenido que asumir las obras que competencialmente le correspondían y además ha tenido que asumir las que correspondían a la Comunidad; y tercero, es el Ayuntamiento quien da las licencias de actividad y de obras, pues los tiempos son más largos.

Por lo que los socialistas presionaremos para que el Ministerio, que recuerdo, ya hizo las obras que competencialmente le tocaban, agilice las obras que ha asumido y que eran de competencia de la Comunidad de Madrid.

Sentimos mucho que esto coincida con las obras de la Biblioteca Municipal David Gistau, pero eso deberían preguntar a quienes incumplieron los acuerdos del pleno de la Junta Municipal, y en vez de ampliarla, se dedicaron a hacer un huerto-espacio privativo, que desde luego no daba servicios públicos a la ciudadanía del Distrito. Porque, efectivamente, ahí vamos con casi seis años de retraso.


  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos