• lunes , 21 octubre 2019

Un cáctus sin espinas

citroen-cactus

Un cáctus sin espinas

JESÚS A. BORNAO

Citroën Cáctus, coche del año 2015 en España.

Desde el año 1972, la sección semanal Mundomóvil, dedicada a la información del mundo del motor, del diario ABC, creó siguiendo el modelo del Coche del Año en Europa, una premio que anualmente se otorga al mejor automóvil que ha visto la luz en los últimos doce meses antes del mes de enero del año en que se premia la calidad, innovación, la seguridad, la tecnología.
La responsabilidad de elegir un vehículo como Coche del Año en España, corresponde en la actualidad a un jurado de treinta y cinco miembros, periodistas de los medios de comunicación especializados.

Este año el galardón le ha correspondido al Citroën Cáctus , con una amplia distancia respecto de sus rivales, 133 puntos para el ganador contra 33 puntos del Renault Twingo, segundo clasificado.

Es el Cáctus un original vehículo que se fabrica para todo el mundo en el centro de producción de PSA Peugeot-Citroën en Villaverde, fácilmente reconocible por la calle por sus ópticas rasgadas y por Airbumps, una especie de escudo protector que adosado a las puertas protegen a la carrocería de los molestos pequeños golpes que levantan la pintura. Multitud de cápsulas de aire bajo una piel suave TPU (poliuretano termoplástico), así el tratamiento “soft” amortigua los pequeños impactos y ofrece resistencia a las ralladuras, según Citroën.

Con una longitud de 4,16 m, y una batalla de 2,60 m y 200 kilos menos que el Citroën C4), el Cáctus es un vehículo compacto que te ofrece una habitabilidad buena, con una habitáculo agradable a la vista y al tacto y con un volumen de maletero generoso de 358 litros.
La plataforma es la misma del Citroën C 3 y del DS 3 y en cambio da un interior más amplio de los dos anteriores modelos.
El sistema de Airbag in Roof ( airbag en el techo ), gana espacio para el pasajero y es una exclusiva mundial de Citroën.
Mecánicamente se ha optado por motores ligeros. Los de gasolina de 82 CV, y sobre todo diésel que equipa, destacan por su consumo reducido y unas prestaciones más que dignas.
En Gasoil podemos elegir entre una versión e-HDi de 92 CV y otra BlueHDi de 100, con consumo declarado de 3,1 litro a los cien kits en condiciones ideales de conducción.

Citroën ha pretendido hacer un vehículo austero, de bajo mantenimiento, sencillo, económico, simpático y que en cambio no pasa desapercibido por su frescura, intentado que recordemos el espíritu de los sesenta con el 2cv y su aire campero.
Se puede adquirir en versión gasolina desde los 15.000 euros y en versión gasoil BlueHdi por 20.000 euros.
Nos podrá gustar más o menos, pero simpático ya es.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies