Tratar la epilepsia

La epilepsia es la enfermedad que predispone al desarrollo de crisis epilépticas y es una de las enfermedades neurológicas crónicas más frecuentes, afectando a alrededor de 400.000 españoles actualmente.

Las crisis epilépticas pueden manifestarse de formas muy variables, desde convulsiones generalizadas hasta ausencias leves. Hay incluso crisis que pueden consistir en síntomas mucho más sutiles que pueden pasar desapercibidos, como sensaciones corporales o psíquicas repetitivas inexplicadas.

La epilepsia puede producirse por múltiples causas. Hay enfermedades con un origen primario no neurológico que pueden generar crisis. Por ejemplo, desequilibrios metabólicos, infecciones graves o la toma de algunos fármacos. Dentro de las enfermedades neurológicas, las posibilidades se amplían aún más, de forma que prácticamente cualquier patología puede incluir crisis epilépticas dentro de sus manifestaciones. Su adecuado diagnóstico y su tratamiento requieren de un conocimiento amplio del campo de la neurología y la medicina interna en general, además de que muchas veces precisará de un abordaje multidisciplinar.

El tratamiento de la epilepsia se basará en dos pilares fundamentales:

— El tratamiento dirigido a la causa (la extirpación de una lesión, el tratamiento de una encefalitis, la corrección de una hipoglucemia…).

— El tratamiento sintomático de las crisis o el “control” de las mismas. Este paso habitualmente incluye tratamiento farmacológico. Se estima que hasta un tercio de los pacientes son resistentes al tratamiento médico convencional y requieren técnicas específicas realizadas por personal especializado.

Todo paciente con epilepsia debe tener al menos una prueba de neuroimagen de alta calidad y un registro electroencefalográfico prolongado interpretado por un experto. La realización de estas pruebas es un paso inicial fundamental para llevar a cabo una orientación diagnóstica adecuada y un tratamiento dirigido personalizado.

La evaluación de los pacientes en unidades de epilepsia y el manejo por epileptólogos especializados reduce significativamente las complicaciones derivadas de la enfermedad y amplía el horizonte de tratamiento de estos pacientes con técnicas como las cirugías resectiva y mínimamente invasiva, los ensayos clínicos o las terapias genéticas dirigidas.

Dra. Carla Anciones. Servicio de Neurología

C/ Príncipe de Vergara, 53 – Tel.: 91 435 91 00 – www.hospitalrosario.com


  Votar:  
  Resultado:  
  3 votos