• miércoles , 21 agosto 2019

Renault Kadjar

renault-kadjar-reveal-media-gallery1-01

Renault Kadjar

JESÚS A. BORNAO

Renault quería estar presente en el segmento de moda, el de los SUV o todocaminos que inició Nissan con el Qashqai. Este modelo se montará en la factoría de Renault en Palencia con destino a todo el mundo excepto a China, donde se fabricará para ese mercado en la fábrica de Wuhan de Dongfeng Motor.
En este segmento de los vehículos susceptibles de uso fuera del asfalto, se posiciona con el más pequeño Captur, con 170.000 unidades fabricadas en España, y con el Koleos, fruto del acuerdo con Ssangyong, verdadero todoterreno.

El nuevo Kadjar, que mide 4,45 metros de largo por 1,84 de anchura y 1,6 de altura, emplea la nueva plataforma modular, la Common Module Family, del grupo Renault-Nissan, la misma que comparte con las nuevas generaciones de Renault Espace, Nissan Qashqai y Nissan X-Trail. Por eso ya hay quien le apoda “el Qashqai francés”.
Se ofrecerá con dos y con cuatro ruedas motrices. En el primer caso, dispondrá del sistema de selección de la tracción, que se llama “Extended Grip”, para poder salir adelante en terrenos de baja adherencia. Un sistema que estrenó el Scénic X-Mode y luego llegó al Captur. En el caso de la tracción integral, mantendrá los modos 2WD, 4WD y Lock.

Estéticamente, el vehiculo tiene personalidad propia, y nada en el Kadjar denota que sea un plagio estético del Qashqai, aunque sí hay bastantes rasgos de su compañero de marca, el más pequeño Captur. El Kadjar se venderá con cinco plazas y un gran maletero: 472 litros, 33 más que el Qashqai, que tampoco se ofrece con siete plazas.
En Nissan, esa demanda la atiende el X-Trail, y en Renault habrá que esperar dos años hasta el sucesor del Koleos actual, que sí tendrá siete plazas. Renault afirma que el Kadjar ofrece 30 litros repartidos en huecos para objetos. Y abatiendo el asiento posterior se llega a los 1.450 litros.
En cuanto a la mecánica, queda por concretar, pero es difícil que las opciones sean muy diferentes a las que ofrece el Qashqai: dos motores de gasolina, de 115 y 163 caballos, y dos diesel, de 110 y 130. Aunque no es descartable que se ofrezca, tanto en gasolina como en diésel, alguna variante más potente. En su interior, un toque deportivo pretende darle una mayor actualización y prestancia.
No hay tarifa oficial de precios todavía, aunque podría rondar el precio de su “hermano” el Nissan Qashqai.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies