‘Animo a todos los madrileños a seguir apostando por la hostelería’

Fernando González, cocinero de corazón y profesión, diplomado en la Escuela Cordon Bleu

Y en abril, les acercamos a nuestro vecino del barrio Fuente del Berro Fernando González, cocinero de corazón y profesión, y con esa sensibilidad y estética especial que dan los años de estudio y laborales dedicados a la mercadotecnia. Asimismo, estudió El Grand Diplôme de la Escuela Cordon Bleu, que es el programa de formación culinaria más completo y con mayor reconocimiento que existe hoy en día. En la actualidad conquista Instagram con su cuenta @Ferthechef, donde ofrece recetas de una manera amena, divertida y única. Ha trabajado en el Hotel Santo Mauro hasta su cierre eventual por COVID, y ahora acaba de embarcarse en un nuevo proyecto profesional en Bucólico, un café-brunch bar en el centro de Chueca.

En sus palabras, ¿quién es Fernando González?

Soy un chico gaditano, concretamente portuense [Puerto de Santa María], que decidió venirse a Madrid con 17 años para estudiar periodismo y publicidad. Llegué a la capital con muchas ganas de comerme el mundo, con mucha ilusión y con muchos nervios, ya que no sabía qué es lo que me deparaba la vida. 16 años después sigo en Madrid y sigo siendo el mismo: divertido, bromista, trabajador, exigente, inquieto y apasionado de la gastronomía.

¿Cuál ha sido su trayectoria?

Gran parte de mi trayectoria profesional se ha centrado en el sector de la publicidad y en medios de comunicación, hasta que un día me di cuenta de que me sentía incompleto con mi trabajo, descubrí que tenía una pasión escondida que debía sacar a relucir y aposté por ello.

► Fernando González pasea con sus mascotas por el distrito. Foto: A.M.

¿Y cuál ha sido su mayor reto?

Sin duda mi mayor reto ha sido el giro de 180º grados que le di a mi vida profesional al dejar a un lado la publicidad, profesión para la que me había estado preparando durante años, para darle una oportunidad a la cocina y estudiar en la escuela Cordon Bleu. Tras un año muy duro, de muchas exigencias, muchas frustraciones, mucho aprendizaje y muchas horas de trabajo, conseguí lo que me propuse: convertirme en chef y ser uno de los diplomados en una de las mejores escuelas de alta cocina de Europa.

¿Qué es lo que más le motiva?

Lo que más me motiva de la gastronomía es la enseñanza y el poder ofrecer mis conocimientos, técnicas y habilidades a otras personas que quieran adentrarse en el maravilloso mundo de la cocina.

► Nuestro vecino es diplomado en una de las mejores escuelas de alta cocina de Europa. Foto: Cedida

¿Cómo está la alta cocina en nuestra ciudad?

La situación actual de la COVID ha generado muchos cambios en la sociedad, y uno de los sectores más afectados ha sido sin duda la hostelería. Debido a la gran variedad y oferta de este sector en Madrid, vemos que ha habido restaurantes que han tenido que apagar sus fogones para siempre, otros que por el contrario han sabido adaptarse a las circunstancias y han conseguido remontar y seguir al pie del cañón y otros que se encuentran en pleno proceso de cambio probando nuevas estrategias de trabajo y muchos introduciendo el “delivery” (pedidos a domicilio) como servicio imprescindible. Como trabajador de este sector animo a todos los madrileños a seguir apostando por la hostelería, a salir a la calle, a disfrutar de nuestra variedad gastronómica, de nuestros barrios, de nuestras calles, cuidando y respetando siempre todas las medidas de seguridad, pero apoyando a un sector que ha hecho y seguirá haciendo mucho por esta ciudad.

¿Proyecto en el que participa actualmente?

Actualmente formo parte de un nuevo proyecto que me apasiona. Trabajo en un nuevo café-brunch bar especializado en servir el mejor café de la ciudad junto con una variedad de pastelería fusión española-brasileña inmejorable en pleno corazón del barrio de Chueca, en calle Barberi, 4. Un espacio al que estáis más que invitados para disfrutar de un lugar especial y relajante, donde saborear el mejor café, las mejores tartas y sin duda la mejor compañía en un entorno, como su propio nombre indica, “Bucólico”.

¿Propósitos a futuro?

Seguir disfrutando con lo que hago y animar a todo aquel que se siente incompleto en su vida a arriesgarse a dejarlo todo atrás y apostar por lo que verdaderamente quiere.

Para terminar, ¿cómo es su relación con nuestro distrito?

Sin duda vivimos en un barrio que enamora y que lo ofrece todo: desde paseos mañaneros únicos por el parque de Fuente del Berro hasta una gran variedad de restaurantes por Ortega y Gasset y una inmejorable oferta comercial por la icónica calle de Serrano. En definitiva, un barrio 100% recomendable para disfrutar de la vida.



  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos