Agustín Arroyo Bielsa, especialista en Angiología y Cirugía Vascular y director de la Clínica Medivás






ÁFRICA MARTÍNEZ. Enero 2019.





‘Mi objetivo fue crear un centro de referencia del paciente vascular’





Agustín Arroyo Bielsa,
especialista en Angiología y Cirugía Vascular, es un referente de esta
especialidad a nivel nacional. Es miembro de la junta directiva de la Sociedad
Española de Angiología y Cirugía Vascular, y de los comités científicos de la
Sociedad Madrileña y del Capítulo de Flebología; y es jefe de servicio de los
Hospitales Vithas Madrid. Hablamos con él de Clínica Medivás, proyecto original
suyo que ha cumplido ya un año de vida.





¿Qué
le llevó a crear la Clínica Medivás?





Mi objetivo inicial
fue crear un centro de referencia del paciente vascular, donde ofrecer un trato
personalizado y diferenciado. Nuestros pilares son el confort del paciente, la
incorporación de la última tecnología y el abordaje multidisciplinar. Creo
firmemente que la mejor manera de tratar cualquier enfermedad es desde la
perspectiva multidisciplinar. Prueba de ello es que hemos incorporado en
nuestro centro aquellas especialidades más afines al paciente vascular, tanto
desde la perspectiva médica (cardiología, neurología, nefrología e
hipertensión) como desde la perspectiva estética (medicina estética, cirugía
plástica, dermatología estética). Cada una de estas especialidades, además de
dar cobertura al paciente vascular, se ha desarrollado de forma independiente.





¿Qué
patologías vasculares pueden diagnosticar en su clínica?





Las patologías más
habituales en cirugía vascular son los aneurismas, especialmente el de aorta;
la claudicación intermitente o enfermedad del escaparate; la estenosis
carotídea, ictus; además de linfedema, malformaciones vasculares y otras.





Pero
por supuesto el volumen fundamental de nuestra consulta está constituido por la
patología venosa, especialmente las varices. En Clínica Medivás podemos tratar
cualquier tipo de variz de manera ambulatoria; tanto las médicas o tronculares,
con la técnica del pegamento, como las colaterales, reticulares o
telangiectasias (arañas) con nuestra novedosa técnica de presoescleroterapia.
La técnica del pegamento o permite eliminar varices gordas sin anestesia, sin
quirófano convencional, sin incisiones, sin dolor, sin baja laboral y sin
necesidad de media elástica postoperatoria.





Existen muchos impedimentos para que la sanidad pública y la de compañías aseguradoras incorporen en sus ofertas estos procedimientos. De ahí la necesidad de crear un centro puntero, con la última tecnología, para tratar cualquier tipo de variz, con técnicas mínimamente invasivas, en un ambiente confortable, discreto y de seguridad, pero fuera de un ámbito hospitalario. En muchas ocasiones, un hospital suele crear cierto estrés entre nuestros enfermos, que preferimos evitar.









Volviendo
a la importancia de la valoración multidisciplinar, ¿es por ello que ha creado
varias unidades clínicas?





Efectivamente. Una
unidad clínica permite concentrar recursos y especialistas para diagnosticar y
tratar una patología concreta. Por un lado quería destacar la Unidad de Úlceras
y Pie Diabético, de la que nos sentimos muy orgullosos. La úlcera supone un
sufrimiento enorme y una carga social importantísima para el paciente que la
padece. Y el objetivo debe ser cerrarla cuanto antes. Además del cirujano
vascular, contamos con la participación de podología (especializada en pie
diabético) y cirugía plástica, así como de técnicas coadyuvantes para el cierre
de heridas como ondas de choque, terapia de vacío, injertos cutáneos, etcétera.





Otra
unidad creada desde el inicio es la de Lipedema. La paciente con lipedema suele
acudir primero al cirujano vascular, creyendo que su problema es circulatorio,
y no siempre es así. Contamos en Clínica Medivás con un circuito diagnóstico de
lipedema, donde además del cirujano vascular interviene la Dra. Insua (un
referente de esta patología) y un equipo de fisioterapia. El tratamiento en
nuestro centro permite escoger las mejores técnicas posibles, desde la
mesoterapia, presoterapia, electromedicina y fisioterapia, hasta la cirugía
plástica.





La última incorporación, psicología clínica, nos da apoyo a estas dos unidades, además de poder tratar otros muchos trastornos; y nos permite ofrecer a nuestros pacientes fumadores una terapia personalizada para ayudar a abandonar el hábito tabáquico.





Quiero
destacar su Servicio de Medicina Estética. El nivel de los profesionales es muy
alto…
 Tengo claro que en medicina estética hay que ofrecer calidad y naturalidad, no cantidad. Por eso me he rodeado de profesionales con cierta experiencia, que comparten mi filosofía. Tanto la Dra. Emilce Insua como la Dra. Ava Guila destacan por su franqueza y honradez a la hora de plantear posibles tratamientos con los pacientes. Hemos creado además una unidad de diagnóstico y tratamiento de complicaciones de implantes, con la que estamos muy ilusionados.





Creo
que el tema de la formación también le preocupa…





Sí, especialmente la
formación de la sociedad. La Clínica Medivás dispone de un aula que nos permite
organizar talleres, simposios, cursos, etc., encaminados a informar a pacientes
y familiares sobre determinados aspectos relacionados con nuestras
especialidades. Son sesiones gratuitas, ya que nuestro objetivo es formar en
prevención.





¿Qué
proyectos de futuro tiene para la clínica?





Seguir creciendo. Ir incorporando especialidades que puedan mejorar el abordaje multidisciplinar de nuestros pacientes. Quizás los proyectos más inmediatos sean la dermatología clínica y la reumatología, así como la ginecología, para completar así una macrounidad global de la mujer. Pero siempre bajo nuestro lema de “calidad asistencial, no cantidad”.







  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos