• lunes , 21 octubre 2019

CITROËN. El Cactus ha crecido

JESÚS A. BORNAO.

Si en 2015 el Citroën Cactus, producido en la factoría de Villaverde, fue coche del año del España, este nuevo Cactus nace con la filosofía de ser también un coche triunfador. Para ello ha crecido y se ha tecnificado en grado sumo, llevando la personalización a extremos inimaginables en vehículos comerciales.

El anterior modelo se montaba sobre la plataforma de los C-3 y DS-3. En este, Citröen mantiene el elemento distintivo de sus escudos laterales Airbump, elementos de plástico térmico relleno de cápsulas de aire en las puertas y defensas, que evitan las marcas en nuestra carrocería por los roces más habituales de aparcamiento y que pueden ser instalados en distintos colores, junto unos pasos de rueda protegidos por el mismo material.

Citroën lo situada en una categoría intermedia entre vehículo polivalente y crossover y para quien requiera de una conducción extrema, en barro o en nieve, se comercializa una variante Citroën C4 Cactus Rip Curl y se le dota de un sistema de modos de tracción denominado Grip Control y de unos neumáticos mixtos. El sistema goza de 5 modos (Estándar, Arena, Todocamino, Nieve y Off, con desactivación del ESP).

La delantera del C4 Cactus se caracteriza por sus ópticas tecnológicas con luces diurnas LED y por las barras de techo que combinan estilo y practicidad.

Para aumentar el confort se recurre a grandes asientos delanteros con efecto sofá, añadiendo viscoelástica utilizando la misma tecnología con la que se fabrican los colchones de nuestras casas. A ello hay que añadir la profusión de huecos prácticos y accesibles y una generosa guantera de 8,5 litros de capacidad con toma de corriente en su interior para recarga de móviles u otros dispositivos multimedia.

El techo panorámico de cristal con alta protección térmica permite una mayor luminosidad en el habitáculo y una mejor vista sobre nuestras cabezas ofreciendo un aspecto muy turístico.

Los botones de mando no existen, se encuentran agrupados en una sola pantalla táctil de 7 pulgadas que nos permiten acceder a las funcionalidades con un solo clic.

El airbag desaparece del salpicadero y se despliega, en caso de impacto, desde el techo a lo largo del parabrisas.

Entre las ayudas a la conducción poco convencionales, dispone el vehículo del sistema Park Assist  que detecta automáticamente la plaza y te ayuda aparcar tu Citroën C4 Cactus. No tienes más que pisar el acelerador y el freno.

Para mejor la visión trasera se recurre a la cámara cuya imagen se recoge en la pantalla táctil de control.

La visión nocturna se mejora con unos pequeños focos orientados hacia las esquinas que aportan un haz luminoso al interior de la curva.

La ayuda a la salida en pendiente mantiene automáticamente el vehículo frenado durante 2 segundos y permite salir tranquilamente sobre pendientes superiores al 3%.

En cuanto a motorización está disponible con motores de gasolina, los PureTech de 82 y 110 CV, así como un diésel aún más ahorrador BlueHdi100.

Incluso existe una alternativa con cambio automático, con una caja pilotada ETG6 de nueva generación, el BlueHDi 100 ETG6.

Me hubiera gustado que las ventanillas traseras pudieran bajarse en lugar de abrirse un poco a modo de compás.

http://www.citroen.es/vehiculos/citroen/c4-cactus.html

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies