• lunes , 27 enero 2020

Sebas Martínez Ballerín, veterinario y copropietario de Clínica Robión… y nuestro “Vecino del mes”

ÁFRICA MARTÍNEZ. Enero 2020.

Comenzando el año entrevistamos al veterinario Sebas Martínez Ballerín, copropietario de Clínica Robión. Vecino comercial del Distrito, se distingue por la confianza bien ganada entre nuestros amigos de compañía y los humanos que los acompañan. No es de extrañar, ya que Lagun, cariñoso perrito cruce entre pointer y braco, es el conserje de la clínica y siempre recibe con alegría.

En sus palabras, ¿quién es Sebas Martínez Ballerín?

Soy un privilegiado: estoy encantado con mi familia y trabajo en lo que me gusta. Y cuando no trabajo, me paso todo el tiempo posible en la montaña: paseando, corriendo con mi perro o escalando. Tenemos los madrileños la gran suerte de tener la sierra de Guadarrama cerca.

¿Cuál ha sido su trayectoria?

Nací en Ottawa (Canadá), pasé mi infancia en París y desde los siete años he estado viviendo en Madrid. Mi madre es francesa, y mi padre murciano. Cursé mis estudios de Veterinaria en la Universidad Complutense, y el último curso en Lyon (Francia) gracias a una beca Erasmus. Una experiencia genial. He trabajado en clínicas y hospitales veterinarios tanto en Madrid como en Bretaña y en la Provenza antes de decidirnos a abrir la clínica, hace ya cuatro años.

Como anécdota, el nombre de la clínica proviene del pueblo donde nació mi hijo en la Provenza francesa, un lugar y una época que recuerdo con mucho cariño.

Soy un privilegiado: estoy encantado con mi familia y trabajo en lo que me gusta

¿Y cuál ha sido su mayor desafío?

Laboralmente, mi mayor desafío consiste en gestionar un negocio, ya que como veterinario no estoy formado para ello. En lo personal, mi mayor desafío es conseguir dar constantemente un buen ejemplo a mi hijo, que está pendiente de todo.

¿Qué es lo que más le motiva?

Lo que más me motiva es pasar un gran día en la montaña, ya sea escalando, paseando o durmiendo bajo las estrellas (o todo a la vez en la misma jornada).

¿Cómo ve el presente y el futuro de la atención a las mascotas y a los animales en general en Madrid?

Los dueños de las mascotas son cada vez más sensibles a su bienestar, lo que implica que se nos demanda más calidad en los servicios que prestamos. Y eso me gusta muchísimo, ya que obliga a estudiar constantemente. Pienso que la tendencia de la profesión es hacia la especializaciación. Nos hemos manifestado últimamente para demandar cambios para poder ejercer nuestra actividad con esa mayor calidad demandada.

Proyectos a futuro, u otros propósitos en los que participa actualmente…

Profesionalmente, aspiro a dar un servicio de calidad en la clínica del barrio sin perder el contacto humano cercano. En lo personal, tengo una lista de actividades por hacer en la montaña bastante amplia con mi pareja e hijo. La lista es tan larga que no llegaré a cumplirla nunca.

Y para terminar, ¿cómo es su relación con nuestro distrito?

Este barrio me encanta por la cantidad y calidad del pequeño comercio. Está vivo: la gente pasea, se saluda, habla… A la hora de buscar un lugar donde establecer la clínica, descartamos rápidamente barrios sin comercios, únicamente con grandes superficies. Habiendo trabajado en hospitales veterinarios con mayor especialización durante más de una década, me gusta estar en una clínica de barrio, donde el contacto humano directo es mayor.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies