¿Cómo saber si es gripe, COVID-19 o un resfriado?

La fisioterapia respiratoria es eficaz para la prevención de las infecciones respiratorias y la recuperación de la salud pulmonar

Con la curva de contagios de la “tripledemia” tocando techo en España en estos últimos días, muchas personas se hacen la misma pregunta cuando empiezan a notar los primeros síntomas de que se han puesto enfermas: “¿Tengo gripe, COVID-19 o un simple resfriado?”.

Desde Clínica Rozalén centro médico de rehabilitación y fisioterapia con 6 clínicas en Madrid, han querido compartir unos sencillos consejos para diferenciar estas infecciones respiratorias. Además, nos recuerdan la importancia de la fisioterapia respiratoria para la prevención y la recuperación.

Si bien la gripe, la COVID-19 y el resfriado común son infecciones respiratorias causadas por virus que comparten síntomas similares (fiebre, tos, fatiga, dolores corporales, etc.), hay algunas diferencias en cuanto al periodo de incubación, la sintomatología o su duración que permiten distinguirlas.

Aunque estos indicadores pueden ser útiles, ante la presencia de síntomas siempre se recomienda buscar atención médica y someterse a pruebas específicas para obtener un diagnóstico y recibir el tratamiento adecuado.

La fisioterapia respiratoria puede ayudar

Al tratarse de virus, no existen tratamientos que ataquen directamente a los patógenos que causan estas enfermedades, solo para aliviar los síntomas. Por eso, desde Clínica Rozalén hacen hincapié en la importancia de la prevención, empezando por la vacunación en aquellos casos en que está disponible, así como el lavado frecuente de manos, el uso de la mascarilla y la distancia social.

La fisioterapia también puede desempeñar un papel crucial, tanto en la prevención como en la recuperación de las infecciones respiratorias. Está demostrado que mantener un estilo de vida activo, practicando ejercicio moderado de forma regular, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo de esta manera el riesgo de contraer enfermedades infecciosas.

Cuando estamos enfermos, llevar a cabo ejercicios de respiración profunda también ayuda a mantener los pulmones abiertos, previene la acumulación de secreciones y alivia la congestión. Así mismo, se recomienda realizar sencillos movimientos para evitar la rigidez muscular y la pérdida de fuerza, lo que permite contrarrestar los efectos del reposo forzado durante la enfermedad.

“La fisioterapia respiratoria ofrece herramientas valiosas tanto para la prevención como para la recuperación después de sufrir una de las infecciones respiratorias que son tan habituales estos días. Al igual que tras tener una lesión muscular hacemos rehabilitación, después de sufrir una enfermedad respiratoria también conviene realizar ejercicios específicos para recuperar la salud pulmonar y volver a sentirnos en perfecta forma lo antes posible”, señala el Dr. Manuel Rozalén, médico rehabilitador y fundador de Clínica Rozalén.

El servicio de fisioterapia respiratoria está disponible en los centros de Clínica Rozalén en Madrid, así como a domicilio. Además, Clínica Rozalén dispone de una Unidad de Fisioterapia Post COVID-19, para el tratamiento de las secuelas producidas por los casos más graves de esta enfermedad, como la pérdida de función respiratoria, las dificultades de movilidad y la ansiedad.

Clínica Rozalén


  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos