• lunes , 6 abril 2020

‘Notas de América del Sur’, de Thomas Nölle, en Casa de América

CASA DE AMÉRICA. Febrero 2020.

Entre los años 1979 y 1981, Thomas Nölle decidió marcharse de Alemania para emprender un viaje a América del Sur que le llevaría por cuatro países: Perú, Brasil, Bolivia y Paraguay. Una travesía en la que recorrió cerca de 27.000 kilómetros, principalmente por carretera, y que realizó casi sin dinero, sin itinerarios fijos, con poco equipaje y acompañado únicamente de una libreta, un cuaderno de dibujo y una cámara fotográfica.

Notas de América del Sur es la primera exposición en España que recoge una selección de fotografías de este viaje, y permanecerá abierta al público hasta el 28 de marzo. Los asuntos plasmados en las fotografías de este periodo desvelan su mirada puesta en lo social, pero también en los problemas medioambientales y las relaciones entre el ser humano y la naturaleza, retratadas en sus series de fotoperformance. Por otro lado, enfatizan el lado esperanzador de la infancia y las válvulas de escape de las sociedades, como las fiestas, los juegos o el carnaval.

Las fotografías expuestas ofrecen una síntesis de las familias temáticas de esta producción: la alimentación, las moradas, las relaciones personales, la vida en el mundo rural, las disparidades de clases o las tensiones políticas reflejadas en los espacios públicos. Además de destacar como extraordinario documento histórico de una época muy especial en países como Bolivia, Perú y Brasil, las fotografías se caracterizan por el particular enfoque del artista y su forma ágil y, a la vez, inconfundiblemente sensible a la hora de registrar escenas, personajes y experiencias.

Y es que esta muestra capta la actitud discreta de Thomas Nölle a la hora de fotografiar: no va en búsqueda de paisajes exóticos, no procura el mundo urbano de las conocidas capitales, sino los remotos rincones, prácticamente inexistentes en los mapas, sin historia ni registro, como también lo son sus personajes. Su apuesta por la espontaneidad va unida a su capacidad de anticipación, de percepción del momento cierto y de las situaciones de máxima expresividad. Su don para conectar con las personas queda manifiesto en la naturalidad de los retratados y su afinidad con el fotógrafo. Estas fotografías permiten un acercamiento a sociedades ignoradas, personas “invisibles” para el mundo y formas de vivir al margen de lo comúnmente conocido.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies