Mazda MX-5... sigue siendo el rey

Si el gran cantante mexicano Vicente Fernández con sus rancheras seguía siendo el rey, hoy el Mazda MX-5 es el descapotable biplaza más vendido en la historia de la automoción. Comenzó su fabricación en 1989, y desde entonces Mazda ha vendido más de un millón de unidades, lo que le sitúa como el rey de este tipo de vehículos en su cuarta generación y después de un acertado restyling en 2018.

El éxito, desde su aparición, se debió a que el fabricante consiguió realizar un vehículo ligero, con una mecánica sencilla, una divertida y robusta tracción trasera, una caja de cambios que transmitía sensaciones y sobre todo por un precio imbatible y con una carrocería de dos plazas, éxito que siguen manteniendo gracias a los acertados trabajos de sus diseñadores y de sus ingenieros, que lo han convertido en un icono atemporal.

El Mazda MX-5 ST con capota de lona, por su silueta, líneas fluidas y contornos estilizados propios del diseño kodo —alma en movimiento— llama la atención de nuestros sentidos incluso antes de habernos puesto al volante por la pureza de sus líneas, jugando con las luces y los reflejos de su entorno para despertar emociones. El Mazda MX-5 2019 presenta unos faros delanteros afilados, una parrilla central amplia y dos pequeños faros de luces de circulación diurna en cada extremo. Al mismo tiempo, destaca por su capó alargado, sus formas sinuosas y sus grandes pasos de rueda y con un reparto de peso del 50% en cada eje, lo que ofrece un mejor aplomo en curvas.

Se presenta con dos motorizaciones: la de 1.500 cc y 132 CV, y la superior de 2.000 cc y nada menos que 184 CV, esta última con caja de cambios de seis velocidades y también automática y con una velocidad máxima de 219 km/h. El contenido peso de 1.000 kilos hace que se pueda mover de una manera deportiva con una extraordinaria relación peso/potencia.

En su opción básica el vehículo viene con tapicería de tela negra con costuras en plata, aire acondicionado, botón de arranque, ordenador de a bordo, volante telescópico, volante multifunción (audio y Bluetooth) revestido en cuero, palanca de cambios y freno de mano revestidos en cuero, elevalunas eléctrico. En la versión Zenith se añade tapicería de cuero negro perforado, asientos calefactables, climatizador automático, espejo interior con antideslumbramiento automático.

Para aligerar su peso y en consecuencia bajar el consumo, se ha optado por diseñar una carrocería y un chasis más ligeros y robustos con acero de alta resistencia y una geometría que absorbe la energía en caso de impacto. Respecto de la anterior versión, el vehículo ha perdido 100 kg, y en cambio ha ganado más robustez.

El modelo RF acude a una capota rígida de apertura automática y para zona trasera, que lo equipara a un targa. Si se va a usar como coche único coupe, la opción mejor puede ser techo rígido, pero si lo usa como segundo coche, la capota de lona es fácil de quitar y poner y de barato mantenimiento, además de que da más aspecto de descapotable. En ambas opciones es un vehículo divertido de conducir y seguro.

Con un precio más que contenido se puede encontrar en los concesionarios el modelo ST con capota de lona por 25.000 euros, magnifico precio teniendo en cuenta su equipamiento de serie y que es un coche exclusivo. Un vehículo similar de marcas más exclusivas puede alcanzar el doble de precio. Es una buena opción para quien quiera lucir un descapotable sin arruinarse.

Si ésta es su cuarta versión, la quinta, que la habrá, llevará algún tipo de motorización eléctrica, esperamos que sin perder su encanto. Si dicen, como en el bolero, que la distancia es el olvido, un Mazda MX-5 o unos zapatos rojos no se olvidan jamás por lejos que estén.

www.mazda.es/gama/mazda-mx-5-st/


  Votar:  
  Resultado:  
  2 votos