Jeep Renegade: un americano con alma italiana

En el mes de febrero de 1940, con el propósito de brindar a las tropas estadounidenses un medio de movilidad ligero con el cual trasladarse al frente de combate durante la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de los Estados Unidos realizó un llamamiento por el cual se proponía a los fabricantes proyectar y producir un vehículo de características únicas, con capacidad para trasladarse en cualquier tipo de terrenos y ante cualquier situación. El mismo reunía como principales requisitos la capacidad de servir como vehículo de pasajeros o de carga, tracción a las cuatro ruedas motrices, superar los 80 km/h y no pesar más de 1.000 kg.

Solo tres fabricantes se presentaron a este concurso: American Bantam, Willys-Overland Motors y Ford Motor Company, siendo la oferta presentada por Willys la que fue aceptada por la Administración norteamericana. A partir de 1941 este modelo ha transportado tropas, cañones, heridos, ha sido ambulancia y ha estado presente en cualquier sitio donde hubiese un conflicto.

Jeep ha cumplido ochenta  años este 2021. Esa capacidad de vehículo que puede con todo se transmite a este “pequeño” modelo Renegade especialista en desplazamiento por caminos complicados y con un buen comportamiento sobre asfalto. Sus medidas de 4,23 metros de largo, 1,80 de ancho y una altura de 1,66 metros, aun siendo el más pequeño de los modelos de Jeep, le dan una apariencia casi de gigante frente a otros vehículos de su competencia. Eso, si añadimos las líneas cuadradas de su exterior, hace que tengamos la sensación de más grande.

Tiene capacidad para cinco pasajeros y una disposición de cuatro puertas y portón trasero con buena plataforma de carga. Con la fila trasera de asientos abatida, el espacio aumenta considerablemente hasta casi los 1.300 litros. Con este maletero, el Renegade es capaz de albergar cualquier tipo de carga y equipaje para viajes largos siempre y cuando el máximo de pasajeros sea de dos. Una altura libre de 17,5 cm sobre el suelo le permite transitar de manera segura fuera de carretera.

El Jeep Renegade se fabrica en Italia junto al Fiat 500X, con el que comparte plataforma y motorizaciones, con diferente posicionamiento, y aunque en el exterior no se nota, en el interior sí se percibe. Monta el mismo sistema multimedia UConnect con pantalla de 7 pulgadas, aunque integrado de forma distinta. Lo que se mantiene inalterado es su habitabilidad interior, al igual que el maletero, que tiene una capacidad de 351 litros.

En el apartado mecánico, en función del modelo seleccionado, encontramos diferentes motorizaciones. Por un lado, la oferta del nuevo Jeep Renegade estará compuesta por versiones de gasolina, diésel e híbridas enchufables. En concreto, la gama contará con los bloques turbodiésel 1.6 MultiJet II de 130 CV; los 1.0 y 1.3 turbo de gasolina, con 120 y 150 CV respectivamente; y la variante híbrida enchufable 4xe con motor turbo de cuatro cilindros y 1.3 litros, que desarrolla 190 CV.

Las versiones más altas del Jeep Renegade destacan por su impresionante potencia. Nos referimos a los híbridos enchufables 4xe, dotados de un cambio automático de seis relaciones y el sistema de tracción total. En primer lugar está la variante de 190 CV, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, con 182 km/h de velocidad punta y un consumo medio de 2,1 litros/100 km gracias a una autonomía de 43 km en modo eléctrico. 

Vehículo aconsejable para el uso diario de quienes se trasladan cada día del centro de la ciudad a la periferia o viceversa gracias a su contenido consumo, en el apartado estético se le puede distinguir del anterior por la parrilla vertical, que está más marcada y va acompañada por unos nuevos faros que integran luces diurnas y antiniebla. En la zaga también se rediseñan los pilotos, pero manteniendo la característica “X”.

En lo que llevamos de año Jeep ha hecho dos sustanciosas ofertas para este modelo, y esperamos que continúen.

 www.jeep.es/nuevo-renegade


  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos