• lunes , 17 diciembre 2018

Lentes multifocales en la cirugía de cataratas

HOSPITAL NTRA. SRA. DEL ROSARIO. Abril 2017.

La catarata es la pérdida de transparencia de la lente natural del ojo, el cristalino. Es un proceso que va asociado a la edad, aunque también es frecuente asociarlas a la miopía  o diabetes, entre otras patologías. Con el paso del tiempo, el cristalino va perdiendo transparencia, siendo el envejecimiento la principal causa de la formación de una catarata. Se produce en aproximadamente un 50% en personas mayores de 65, llegando al 70% en las personas mayores de 75 años.

Prácticamente todos tendremos algún grado de catarata a lo largo de nuestra vida, lo cual no quiere decir que todos necesitemos operarnos. El principal síntoma de las cataratas es la disminución de agudeza visual, aunque también pueden presentarse molestias con la luz y disminución en la percepción de los colores. La indicación de la cirugía de la catarata debe hacerse de manera individualizada, cuando esa pérdida de visión afecte significativamente a la calidad de vida del paciente.

En los últimos años, la cirugía de cataratas ha sufrido una gran evolución, siendo cada vez más segura y precisa. La microcirugía se realiza de manera ambulatoria, mediante gotas anestésicas. Realizamos la intervención mediante la facoemulsificación con ultrasonidos, a través de incisiones menores de 2 mm. Pero el avance más importante de los últimos años es el uso de lentes intraoculares multifocales, que no solo permiten corregir la catarata, sino que además corrigen la vista cansada o presbicia.

¿Se puede corregir la vista cansada o presbicia en la cirugía de la catarata?

Sí, podemos corregirla, teniendo visión postoperatoria para todas las distancias, sin la necesidad de utilizar gafas. Además, con este tratamiento, también podemos eliminar defectos refractivos asociados, como la miopía, la hipermetropía e incluso el astigmatismo con las lentes multifocales tóricas.

¿Eso significa que tras la cirugía con lentes multifocales no necesiteremos gafas?

El objetivo es quitar la dependencia de las gafas y tener visión en las tres distancias: la visión lejana, para conducir o ver la televisión; la visión intermedia para ver el ordenador o comer; y la visión cercana para poder leer.

¿Este tipo de lentes multifocales se pueden implantar en todo tipo de paciente?

Es necesario un estudio diagnóstico ocular muy preciso. Debemos realizar un examen refractivo para medir la presencia de miopía o hipermetropía, astigmatismo y presbicia o vista cansada. Es muy importante descartar enfermedades de la mácula, retina o glaucoma entre otros problemas oculares. La decisión del tipo de implante intraocular está condicionada por la evaluación en conjunto de todos los datos y factores, aunque actualmente se pueden implantar en la mayoría de pacientes.

Ramón Torres Imaz, cirujano oftalmólogo.
Coordinador del servicio de Oftalmología 
del Hospital Ntra. Sra. del Rosario.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies