‘Nuestro propósito es que los vecinos acudan al museo’

Begoña Torres González, doctora en Historia del Arte y directora gerente de la Fundación Lázaro Galdiano

En octubre les acercamos a Begoña Torres González, doctora en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos. Desde 1997 hasta 2009 ha sido directora del Museo Nacional del Romanticismo y responsable de su nueva inauguración. Subdirectora general de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte gesde 2010 hasta 2020, cargo desde el que dirigió Tabacalera Madrid, y subdirectora General de Registro y Documentación del Patrimonio Histórico en el 2020. Desde mayo de 2021 es directora gerente de la Fundación Lázaro Galdiano.

A lo largo de su trayectoria, se ha especializado en museología, museografía, patrimonio, así como en arte del siglo XIX y artes visuales contemporáneas. Ha publicado más de 50 artículos y más de 20 publicaciones monográficas; además ha llevado a cabo multitud de direcciones de congresos, ponencias, conferencias, revistas y más de 40 comisariados de exposiciones. Ha pertenecido al equipo de redactores de la Estrategia para las Artes Visuales y ha sido miembro de diversos patronatos de museos (MACBA, ARTIUM, MARCO, IVAM…) e instituciones culturales. Desde 2010 forma parte del Comité para la Movilidad de Artistas de la Unión Europea y de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español.

En sus palabras, ¿quién es Begoña Torres González?

Soy una gestora cultural y, por lo tanto, una entusiasta del mundo del arte y de la cultura en general. Tengo muchos intereses, apasionada de los museos, la pintura, las colecciones, el mundo del arte contemporáneo, entre otros.

Begoña Torres, mostrándonos el museo de la Fundación Lázaro Galdiano, que dirige. Foto: A.M.

 

De su trayectoria, ¿de qué momentos tiene los mejores recuerdos?

Inevitablemente, ha habido momentos difíciles, complicados. Sin embargo, toda mi experiencia laboral me trae buenos recuerdos. Guardo uno muy especial de mi etapa como directora del Museo del Romanticismo, un museo que se encontraba en malas condiciones. Supuso todo un reto conseguir financiación, crear una nueva museología e inaugurarlo de nuevo. Tras un largo período de intenso trabajo junto a mi equipo, logramos convertirlo en el museo que es ahora, con un gran éxito de público.

¿Y cuál ha sido su mayor reto?

Aparte del ya mencionado, quizá mi mayor reto haya sido llevar a cabo Tabacalera. Promoción del Arte. Tabacalera era una ruina que poco a poco fuimos reconstruyendo, con muy pocas personas en mi equipo y con poco presupuesto. Como resultado del entusiasmo depositado, llegó a ser un proyecto muy exitoso, al que más de 200.000 personas venían a visitar nuestras exposiciones.

Begoña Torres, en Tabacalera. Foto: cedida

 

¿Qué es lo que más le motiva?

Llevar el mundo de la cultura y el arte a las personas. Hacerlo más inclusivo, que todo el mundo esté participando de él. A mí me parece fundamental para el desarrollo de la persona y también para el desarrollo de mejores ciudadanos, mejores ciudades y mejores países.

¿Cómo ve la situación de los museos en nuestra ciudad? 

En Madrid somos muy afortunados: contamos con muchísimos museos. Los museos son elementos fundamentales, imprescindibles para los ciudadanos. Aunque complicados en cuanto a la financiación se refiere, ya que abrir la puerta de un museo es muy complejo, requiere mucho dinero por las condiciones ambientales, la situación de los fondos, el personal que hace falta. La verdad es que estamos muy ilusionados de poder retomar nuestras actividades como hacíamos antes.

La entrevistada, con Natalia Martín (Comunicación FLG). Foto: A.M.

 

¿Proyecto en el que participa actualmente?

Ahora mismo soy directora gerente de la Fundación Lázaro Galdiano, Museo y Biblioteca. Estoy encantada de estar aquí, es un reto también. Una biblioteca con unos fondos extraordinarios y un museo maravilloso, quizá una de las pinacotecas más importantes de España, después de las grandes como el Prado, el Reina o el Thyssen.

Propósitos a futuro, u otras intenciones…

Mi horizonte de futuro es posicionar la Fundación en la cima de todas las instituciones españolas. Estoy trabajando junto a mi equipo, con muchísima ilusión, para atraer nuevo público, especialmente joven, que quizás sea el que falta en muchos museos, y hacerlo cautivo, en todos los sentidos, del museo y sus colecciones.

Para terminar, ¿cómo es su relación con nuestro distrito?

Soy vecina de Fuente del Berro. Nací en este distrito y he vivido aquí toda mi vida. El Distrito Salamanca es bonito, elegante, tiene una amplia oferta de ocio, así como de actividades culturales. Un distrito en el que nuestro propósito es que los vecinos acudan al museo, que puedan ser partícipes del mundo de la cultura y del arte y que tengan un espacio del que sentirse orgullosos.


  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos