‘Éste es el mayor reto social al que nos hemos enfrentado como comunidad’

María Pilar Moreno Fontela, médico interno residente de Urología en el Hospital Universitario del Henares, nuestra ‘Vecina del mes’

Y en este momento tan inaudito que tenemos en Madrid respecto a las medidas de seguridad sanitaria, donde ya no sabemos si es de día o cae la noche, nos acercamos a la doctora María Pilar Moreno Fontela, médico interno residente de Urología en el Hospital Universitario del Henares, estudiando Interpretación de Técnicas Estadísticas en Estudios Epidemiológicos, máster en Medicina Clínica por la Universidad Camilo José Cela y vecina de nuestro distrito.

Con la Dra. Senra, en el quirófano. Foto: cedida.

 

En sus palabras, ¿quién es María Pilar Moreno Fontela?

¡Qué pregunta más difícil para empezar! Soy una mujer médico, joven e independiente.

¿Cuál ha sido su trayectoria?

Llegué a Madrid con 15 años. En el instituto me empezó a llamar la atención la biología. Un verano me apunté a los Campus Científicos de Verano del FECYT, y ahí decidí que quería dedicarme a las ciencias de la salud.

Estudié el grado de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid y lo completé con un Erasmus en Poznan (Polonia). Hace dos años me presenté al examen nacional MIR para escoger plaza de formación de especialista. Cada día me alegro de haber escogido Urología en el Hospital del Henares.

¿Y cuál ha sido su mayor reto?

A título formativo, mi mayor reto fue conseguir la plaza que quería en el examen MIR. Aunque en lo personal lo más frustrante ha sido el carnet de conducir. Me lo intenté preparar en el barrio y acabé mudando la matrícula. El tráfico es este distrito consume bastante paciencia, y más para un conductor novel.

¿Qué es lo que más le motiva?

Seguir aprendiendo. La urología es muy amplia: neoplasias del tracto urinario, incontinencia urinaria, litiasis, andrología… Cada año se desarrollan nuevos fármacos y técnicas. Los pacientes saben apreciar las novedades en el campo y les gusta tener acceso a ellas: robot Da Vinci, Rezum, Urolift…

Nuestra entrevistada, en la Zarzuela, con su madre, Pilar Fontela, y su abuela, Pilar Redondo
(en el centro; vecina del barrio fallecida el 16 de julio de este año).
Foto: cedida.

 

¿Cómo ve la situación sanitaria en Madrid en estos momentos?

Éste es el mayor reto social al que nos hemos enfrentado como comunidad. Los madrileños nos hemos portado de forma ejemplar en el confinamiento. El apoyo de los vecinos se ha sentido muy de cerca durante los meses de la primera ola del coronavirus, y los sanitarios estaremos eternamente agradecidos por ello. Ahora esos mismos vecinos que nos aplaudían tienen que entender que seguimos en una situación frágil. Nosotros podemos intentar cuidar de su salud, pero son ellos los primeros que tienen que hacerse responsables de sus actos.

¿Proyecto en el que participa actualmente?

Soy alumna de la Escuela Jamming de teatro de improvisación. La impro es una rama del teatro en la que no hay texto, no hay nada preparado. Se crean escenas con historias, conflictos y personajes creados de la nada. En las clases se trabajan técnicas muy aplicables a la vida diaria: mejoras tu capacidad de atención, la escucha, la aceptación de propuestas… En la escena teatral madrileña hay shows buenísimos, os los recomiendo, son pura diversión. 

Propósitos a futuro, u otras intenciones…

En los próximos años quiero acabar la residencia, hacer la tesis y trabajar como especialista, probablemente fuera de Madrid. En la formación MIR tienes 4-5 años de formación remunerada (dependiendo de la especialidad) y cuando finaliza tienes que buscarte la vida.

Para terminar, ¿cómo es su relación con nuestro distrito?

Este distrito es mi segunda casa familiar.  Me he pasado las Navidades de mi infancia por Ventas, toda mi juventud hincando codos en las bibliotecas de Manuel Alvar y avenida de los Toreros… Este distrito tiene maravillosos mercados y pequeño comercio (mi hermana y yo no perdonamos unos Reyes sin roscón de la Pastelería Gómez). Si alguien me preguntase por qué elegir este barrio para mudarse, sería, ante todo, por las buenas comunicaciones.


  Votar:  
  Resultado:  
  0 votos