• jueves , 19 julio 2018

Seat, 34 años en Ibiza

 JESÚS A. BORNAO. Junio 2018.

El Seat Ibiza es un vehículo utilitario producido desde 1984 del que se han vendido más de cinco millones de unidades entre todos sus modelos. Fue el primer automóvil fabricado como empresa independiente y el más vendido de la marca que contó con el asesoramiento de Italdesign, Karmann y Porsche. Vamos por la quinta generación del modelo, la última presentada en 2017.

Un concepto simple de vehículo que permitiese una conducción cómoda en ciudad por su tamaño y un buen comportamiento en carretera, con capacidad para cinco pasajeros y equipaje ligero, dotado de motor transversal en gasolina o gasoil y con tres o cinco puertas, le ha permitido a Seat un indudable éxito. Añadido a ese concepto, la actualización del modelo ha sido permanente, aumentando la versatilidad y calidad del producto estrella de la factoría de Martorell.

Gracias a ese buen trabajo, el Seat Ibiza se ha situado como segundo clasificado, por detrás del Volvo XC 40, en el prestigioso certamen del Mejor Coche del Año 2018 en Europa. La clasificación quedó de la siguiente manera: Volvo XC40, 325 votos; Seat Ibiza, 242 votos; BMW Serie 5, 226 votos; Kia Stinger, 204 votos; Citroën C3 Aircross, 171 votos; Audi A8, 169 votos; Alfa Romeo Stevio, 163 votos.

Las medidas del nuevo modelo son casi idénticas a las de la versión anterior. Mide 4,06 metros de longitud y 1,44 m de altura, pero es notablemente más ancho, 1,78 m (87 mm más), lo que mejora bastante su habitabilidad al tiempo que se consigue una imagen exterior  más poderosa. Solamente estará disponible con carrocería de cinco puertas.

Se ha modernizado la iluminación con tecnología Full LED en los faros triangulares, pilotos, intermitentes y antiniebla trasero, con luces diurnas muy visibles.

El capó se ha perfilado con líneas que ofrecen un carácter más agresivo. Configurado con unos voladizos muy cortos debido a su mayor distancia entre ejes y dos líneas de expresión en la zona baja de sus puertas, dan volumen a una parte lateral donde destacan las llantas de hasta 18 pulgadas, que podrán ser bitono.

La zaga adquiere un carácter deportivo con unos pilotos pentagonales y un portón con líneas muy definidas, acorde con los paragolpes. Las dobles colas de escape, a cada lado, remarcan el carácter deportivo.

En su interior aumenta mucho el espacio disponible gracias a que hay más espacio entre las ruedas. La marca asegura que aumenta el espacio para las piernas 35 mm en las plazas traseras, y hay más anchura —87 mm más que en el anterior modelo— y altura libres.

Además de ganar habitabilidad en la zona de pasajeros, la capacidad del maletero se mejora y llega hasta los 355 litros de capacidad (63 más que antes), uno de los mejores dentro del segmento. Además, se rebaja el plano de carga, por lo que es más sencillo cargarlo.

En cuanto al diseño interior, continúa el estilo de los vehículos de su gama superior proponiendo muchas líneas horizontales, mandos orientados hacia el conductor y una consola elevada para mejorar la ergonomía. El botón de arranque se sitúa en la consola central, a la izquierda de la palanca de cambios, añadiendo pantalla de información de hasta 8 pulgadas.

En materia de seguridad, el Ibiza alcanza las cinco estrellas EuroNcap. Está dotado de seis airbags, e incorpora los sistemas de seguridad más avanzados como el control de velocidad de crucero adaptativo, el asistente de frenada en ciudad con protección de peatones o el detector de fatiga para que conducir siga siendo algo divertido.

Se puede acceder al modelo con cuatro acabados distintos, y en motores de gasolina o gasoil desde 75 CV hasta 115 CV.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies