• lunes , 17 diciembre 2018

Más de medio siglo del Ford Mustang

JESÚS A. BORNAO. Octubre 2017.

Soñar no es barato, pero es divertido

Aunque parezca mentira, ya ha transcurrido medio siglo desde que Ford lanzó su “sueño americano” que, en forma de concepto deportivo, permanece entre nosotros; eso sí, actualizado. La idea de sus diseñadores era la de un pony car: morro largo, carrocería coupe, maletero recortado, aire y prestaciones inequívocamente deportivas y precio asequible.

La diferencia con un muscle car es que este último equipa motores de altísima cilindrada, y por tanto de enorme consumo. No es el caso del Mustang a la europea, que equipa un motor EcoBoost de 2,3 litros y cuatro cilindros que incorpora inyección directa de combustible, doble distribución variable independiente y turbocompresor de tipo twin-scroll. El resultado: 233 kW (314 CV), 432 Nm de par, a la velocidad máxima de 233 km/h y aceleración de 0-100 km/h en solo 5,8 segundos. Esta potencia se compensa con una sorprendente eficiencia de consumo de combustible adaptada además a las exigencias europeas anticontaminación, a lo que ayuda su caja de cambios de seis relaciones manual y también disponible en caja automática. El modelo GT, con una cilindrada de 5000 cc y una potencia de 466 CV en su versión de 2018, está destinado a otra clientela que puede tener el privilegio de disfrutar de más de un vehículo. Este si es un muscle car.

Desde 40.000 euros puede usted cumplir su sueño americano

En el nuevo Mustang, Ford ha prescindido por primera vez del eje trasero rígido, utilizando una suspensión multibrazo independiente, lo que le da una comodidad y direccionamiento mucho mejor en curvas. La delantera también cambia, empleando un esquema McPherson con doble rótula inferior y dos tirantes tubulares que anclan esas dos rótulas al chasis, en lugar de un brazo en forma de L.

El sistema de frenos de alto rendimiento incorpora pinzas de freno de cuatro pistones y discos ventilados vinculados a una serie de sofisticadas tecnologías electrónicas de seguridad y asistencia al conductor. El GT está equipado con algo todavía más sorprendente: pinzas de freno delanteras Brembo™ con 6 pistones que actúan sobre discos ventilados de 38,1 cm (15”).

El nuevo Mustang ya no va orientado exclusivamente al mercado de  Estados Unidos, sino también al exigente mercado europeo con la intención de competir con las marcas premium del viejo continente. Para facilitar la conducción se nos ofrece diversa tecnología como limpiaparabrisas con detección automática de humedad con seis frecuencias de barrido, iluminación de faros automática en función del nivel luminoso, tapón de llenado de combustible de funcionamiento automático, ajuste de temperatura automático bizona, cámara de visión trasera para aparcamiento, regulación de la iluminación nocturna del cuadro según el estado de ánimo del conductor.

Al final, desde 40.000 euros puede usted cumplir su sueño americano. En el mercado español nadie le ofrece 314 CV por ese precio. Eso sí, acostúmbrese a ser el destino de las miradas de la mitad de los que le rodean.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies