• jueves , 12 diciembre 2019

ÉTICA INFORMATIVA

 

MERCEDES CORDAY.

En el mundo informativo, los medios hacen gala de un elevado grado de ética a la hora de calificar eventos trascendentales. Pero no siempre es así, que las circunstancias mandan: hay que nadar pero también, al mismo tiempo, guardar la ropa. Uno de los ejemplos más divertidos en este aspecto se dio en la Francia del siglo XIX, durante el reinado de Luis XVIII. Corresponde a lo que su historia llama Los Cien Días, y se refiere a la vuelta de Napoleón, desde la isla de Elba, donde sufría destierro, hasta París, para retomar el poder Todo empezó el 6 de marzo de 1815 con Le Moniteur, que se arrancó con titulares violentísimos. Luego fue diluyendo su agresividad hasta convertirse finalmente en pura miel.

Ese 6 de marzo de 1815 titulaba:

EL ANTROPÓFAGO HA SALIDO DE SU ESCONDITE.

El 7 informaba:

EL OGRO DE CÓRCEGA HA SESEMBARCADO EN EL GOLFO JUAN.

El 8 contaba:

EL TIGRE HA LLEGADO A GAP.

El titular del 9 era:

EL MONSTRUO HA DORMIDO EN GREBOBLE.

Al día siguiente decía:

EL TIRANO HA ATRAVESADO LYON.

El 16 alarmaba:

EL USURPADOR ESTÁ A SESENTA KILÓMETROS DE LA CAPITAL.

El 17 moderaba el tono:

BONAPARTE AVANZA A PASOS AGIGANTADOS, PERO NO ENTRARÁ EN PARÍS.

El 18 se dulcificaba:

NAPOLEÓN ESTARÁ MAÑANA ANTE NUESTROS BASTIONES.

El 19 decía:

EL EMPERADOR HA LLEGADO A FONTAINEBLEAU.

Por fin, el 20, por lo que pudiera pasar, titulaba:

SU MAJESTAD IMPERIAL HIZO AYER SU ENTRADA EN EL PALACIO DE LAS TULLERÍAS, EN MEDIO DE SUS FIELES SÚBDITOS.

A esta desescalada informativa Alejandro Dumas la calificó de monumentum exegi del periodismo.

Espero que con el nuevo presidente de Gobierno que tengamos no suceda lo mismo.

 

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies