• domingo , 18 noviembre 2018

El rostro de la momia de Nespamedu cobra vida en el MAN

MAN. Octubre 2018.

Dos mil años después de su muerte el público podrá estar cara a cara con el médico del faraón gracias a su exposición en las salas del museo.

Rigor científico y creación artística se unen para la reconstrucción facial de Nespamedu, un médico de un faraón que vivió hace más de dos mil años y que se encuentra momificado y conservado en el Museo Arqueológico Nacional. Su rostro, reconstruido con las más modernas técnicas de arqueología virtual y modelado forense, va a ser expuesto a partir de ahora en el museo junto a su momia, y pasa a formar parte del recorrido de la exposición permanente en la sala dedicada a Egipto y Nubia. A sus 55 años, Nespamedu nos “da la cara” y su momia ya no guardará ningún secreto para el público: ha cobrado vida quedando su rostro desvelado para siempre a los visitantes.

Esta reconstrucción científica ha sido posible gracias al proyecto de colaboración entre el Museo Arqueológico Nacional con el Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid para profundizar en el estudio de las cuatro momias que conserva el museo. Los análisis con tomografía computarizada de nueva generación han hecho posible escanear y generar su representación volumétrica y tridimensional a partir de más de 2.000 imágenes transversales. Todo el proceso de su estudio y reconstrucción ha quedado plasmado en el documental La historia secreta de las momias, producido por RTVE y Story Producciones.

Este importante estudio científico que ha unido arqueología y tecnología ha permitido obtener imágenes de muy alta resolución de los cuerpos y rostros de las momias superando las antiguas pruebas radiológicas realizadas. El material gráfico obtenido, junto con la labor de expertos forenses y virtualización del patrimonio, han permitido reconstruir  los rasgos faciales de esta momia conservada en el museo. El trabajo ha sido realizado a partir del estudio y reconstrucción virtual en 3D del especialista en virtualización del patrimonio Pablo Aparicio Resco, y posteriormente ha sido materializada por el escultor Juan Villa con la técnica del modelado forense.

A partir de ahora, Nespamedu dejará de ser un rostro anónimo, y gracias a la exposición de esta reconstrucción en el Museo Arqueológico Nacional todos podremos mirar a la cara a un alto cargo del Egipto faraónico.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies