• domingo , 20 enero 2019

El caluroso y acalorado verano

ANA DE GÓNGORA. Septiembre 2018.

Se habla de olas de calor en verano y en Madrid. Desde que tengo memoria eso era el verano en Madrid, cuando en los hogares no había aire acondicionado (y en una gran mayoría de ellos ni ducha). Por las noches, los vecinos y sobre todo las vecinas, se bajaban o salían a la calle, según a la altura de la casa en que vivieran, con una silla, un botijo y el abanico, y allí estaban charlando hasta que empezara a bajar el calor o prevaleciera el sueño, lo que antes llegara.

Pero este verano sus señorías de las dos Cámaras y el Gobierno en pleno están muy atareados: son muchas las tareas pendientes, y bastante complicado tratar de sacarlas adelante. Sobre todo si hay quienes cuyo único interés es obstaculizar todo lo posible los intentos de mejorar la situación tan deteriorada a la que ha llegado el país. Creen que así van conseguir más votos, parece ser lo único que les importa a estos dos actuales líderes de los dos partidos que ahora compiten entre ellos para ver cual está más a la derecha de la derecha y que acabarán dejando a Vox como partido de centro. Estos dos líderes que se apuntan como logros suyos hechos ocurridos cuando o aún no habían nacido o cuando estaban en Preescolar, siguen aferrados a los mismos argumentos que gracias a sus partidos se han enquistado y así quieren que siga. Uno de ellos es la situación en Cataluña. El 29 de agosto, los que presumen de ser españoles y muy españoles, en una concentración que reunió a unos centenares de personas en Barcelona para protestar contra la violencia por una presunta agresión a una señora que quitaba lazos amarillos, atacaron y dieron de golpes en la cabeza a un cámara de Telemadrid porque creían que era de TV3, la cadena de la autonomía catalana. Toda una paradoja. Según los medios, el cámara presentó una denuncia, como es lógico.

Este verano sus señorías de las dos Cámaras y el Gobierno en pleno están muy atareados

Una de las tareas que se ha propuesto el actual Gobierno respaldado por el resto de partidos con voluntad democrática es la exhumación de Franco del llamado “Valle de los Caídos”. Algo que ya deberían haber hecho cualquiera de los Gobiernos anteriores si hubieran tenido más intereses que los suyos propios. El actual presidente, en su reciente viaje por Hispanoamérica, ha podido comprobar tanto en Argentina como en Chile que el enfoque y el rigor con las dictaduras no tiene nada que ver con la ideología u orientación política del partido que gobierne, sino con la democracia real, el respeto a los derechos humanos y la justicia al margen de filiaciones o afinidades políticas. En Chile se están confiscando y decomisando bienes de Pinochet: por un lado 1,6 millones de dólares, y por otro bienes valorados en 5,1 millones de dólares… Y parece que aún no ha concluido el asunto.

Mucho tenemos que aprender aquí de lo que es democracia y justicia auténticas… y de respeto de los derechos humanos, ni que decir…

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies