• sábado , 19 octubre 2019

Depresión post-vacacional, ¿también en nuestras mascotas?

ANIMALCLAN.

Las vacaciones son una época de relax y diversión, también para nuestras mascotas. Durante este período disfrutamos de más tiempo libre para organizar planes de ocio que, en muchos casos, incluyen a nuestros mejores amigos. Por este motivo, no es de extrañar que se vean afectados por la vuelta al trabajo de sus dueños, quienes, de forma repentina, dejan de pasar tanto tiempo con ellos.

Los animales no son capaces de procesar la diferencia entre períodos de trabajo y vacacional, por lo que la vuelta a casa puede resultarles dura y confusa. Las alteraciones más características de la depresión en nuestras mascotas son en su estado de ánimo general. Apreciaremos decaimiento, apatía e incluso pérdida de interés por actividades con las que antes disfrutaba. Alteraciones fisiológicas como la inapetencia o problemas de control de esfínteres son un síntoma común en este tipo de situaciones. Pueden manifestarse conductas destructivas, hiperactividad o movimientos repetitivos en un intento por aliviar el estrés. También pueden darse casos de fuga del hogar si nuestra mascota se aburre por la falta repentina de acción.

Es posible que reclame atención con insistencia e incluso padezca ansiedad por separación cuando su dueño se ausenta. Esto se manifiesta con gemidos, llantos, nerviosismo y un alto nivel de estrés. La ansiedad por separación puede llegar a ser un grave problema de salud, y es conveniente consultar al veterinario.

Lo ideal para evitar un cambio de rutina drástico es introducir los nuevos hábitos de forma periódica. Es recomendable regresar un poco antes para empezar a habituar a nuestra mascota modificando sus horarios y actividades diarias. Si no nos es posible, la paciencia y el afecto serán fundamentales.

El objetivo es reducir la cantidad de tiempo que nos demanda nuestra mascota, pero no es buena idea hacerlo de pronto. Aunque en menor medida, debemos continuar planificando paseos y juegos, disminuyendo la duración de las sesiones hasta alcanzar su horario definitivo. Distribuyendo la ración de alimento en varias tomas al día podemos ayudar a reducir la ansiedad producida por tener más tiempo desocupado.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies