• miércoles , 20 junio 2018

Adriana Tanus, directora de orquesta sinfónica y violonchelista de prestigio, dirige el Coro Distrito Salamanca

ÁFRICA MARTÍNEZ. Marzo 2018.

‘Una orquesta o un coro es el reflejo de una sociedad’

En las cercanías del 8 de Marzo entrevistamos a una mujer excepcional, directora del Coro Distrito Salamanca y vecina desde hace 23 años: Adriana Tanus. Muy conocida fuera y dentro de nuestras fronteras como directora de orquesta sinfónica y violonchelista, ha sido formada en los conservatorios de Madrid, Zaragoza y París, y es licenciada en Dirección de Orquesta por el Associated Board of the Royal Schools of Music.

Convencida de que la música es un lenguaje común y universal, enfoca toda su energía y pasión en diferentes proyectos multiculturales. Ha fundado la Orquesta Joven Europea de Madrid y la Orquesta Mundial de los Liceos Franceses, formaciones a las que dirige regularmente en salas como el Auditorio Nacional de Madrid, el Studio 104 de la Casa de Radio Difusión Francesa o el Teatro Monumental, entre otras. En señal de reconocimiento a su incesante labor, y destacando la constante voluntad de derribar fronteras entre jóvenes músicos de los cinco continentes, el estado francés le otorga la Medalla “Chevalier de l’Ordre des Palmes Academiques” en 2016. En 2017 es nominada a la Orden de las Artes y las Letras, así como declarada Huésped de Honor del ayuntamiento de Armstrong, Argentina.

En el último año, Adriana dirigió en Polonia, Vietnam, España, Francia, Ecuador y Argentina, con programas que incluyen desde el barroco hasta estrenos de creaciones contemporáneas, a la vez que atiende la agrupación coral del Distrito Salamanca, de carácter amateur, compuesta por personas de todas las edades y dispuesta a conectar en el mismo proyecto artístico y cultural a los vecinos.

¿Quién es Adriana Tanus?
Es músico, docente, pedagoga, directora de coro y orquesta, pero ante todo alguien que es y hace. Soy una apasionada de la música y de los proyectos que unen a la gente. Y sé que a través de la música y desde la humildad pretendo enseñar y trasmitir algo que me parece esencial: tratar de ayudar a vivir, proponiendo retos, superación, y en mi caso puedo hacerlo desde la música. Creo ideas que son fieles a lo que soy y paso a la acción. Ser y hacer.

¿Cuál ha sido tu trayectoria?
Se puede decir que empecé con la música desde que nací, ya que me acunaban con Bach, y aunque primero hice la carrera de Violonchelo, muy pronto me interesé por la dirección, ya que me fascinaba ver desde el atril, comprobar y sentir cómo cada director de orquesta aportaba algo tan diferente, cómo su gestualidad y su psicología podía llegar tanto a influenciar en los músicos.

¿Y tu mayor reto?
Realmente, cada proyecto tiene un reto tan diferente y apasionante que no me había planteado cuál ha sido el mayor. Todos tienen algo que los hace únicos…

¿Qué es lo que más te motiva?
Reunir y unir a la gente, alrededor de una orquesta o un coro, para construir un concierto. Para mí, una orquesta o un coro es el reflejo de una sociedad, es decir: edades, niveles, culturas, procedencias diferentes; y con el nexo musical crear una unidad, donde todos laten al unísono. Una orquesta o un coro son el más bello ejemplo de unidad. Crear ciudadanía…

¿Proyectos a futuro, u otros en los que participas actualmente?
Actualmente preparo un encuentro mundial de jóvenes músicos que tendrá lugar del 10 al 17 de marzo en París. Reuniré a 70 músicos que vienen de 42 ciudades de Europa, América, Oriente Medio, Asia, y un coro de 120 niños de París, Asia y África. Estos niños compartirán lenguajes que me parecen unificadores: la música y la empatía. Concluiremos el encuentro con un concierto el 17 de marzo en el Gran Auditorio de la radio francesa (Radio France). A la vez estoy preparando con el Coro y Orquesta OJEM un concierto que tendrá lugar el 16 de mayo en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, donde espero poder integrar al coro del Distrito Salamanca.

El coro del barrio está ensayando con mucha ilusión, y desde aquí quiero invitar a los vecinos que nos leen (¡tú, que has leído hasta aquí, anímate a venir a probar!) a unirse al coro. Lo que intentamos es crear un espacio donde no nos juzgamos a nosotros mismos ni al grupo: ¡avanzar, aprender y disfrutar es el lema en nuestros ensayos!

Y para terminar, ¿cómo es tu relación con nuestro distrito? 
Soy vecina de toda la vida, y me gusta la vida de barrio. Todavía hay vida de comunidad donde se puede comunicar y compartir con la gente. ¡No es difícil conectar!  En definitiva, empatizar con cada persona, con el grupo, con la colectividad, ayudar a los vecinos y a sacar adelante proyectos que sean útiles para todos.

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies