• jueves , 12 diciembre 2019

Los vecinos y el ébola

vecinos_octubre

Los vecinos y el ébola

Roberto Blanco / África Martínez

El tema de nuestra consulta de este mes no podía ser otro. Es una cuestión que preocupa, y mucho; por eso queremos conocer qué se opina en el barrio sobre el asunto del ébola.

Lo primero que queríamos saber es si nuestros vecinos están preocupados. Judith Lerena confiesa: “claro que me alarma. No parece una campaña para apartar la atención de otros temas. Realmente es una enfermedad que no está controlada”. Más tranquila se muestra Gabriela Velázquez: “Las últimas noticias son preocupantes, pero no me alarman. Creo que hay peligro si Sanidad no gestiona correctamente la prevención o la atención a posibles brotes”. A medio camino se encuentra Michael Nadeau: “alarma quizá sea una palabra un poco fuerte, pero sí me inquieta un poco. No en exceso, porque sé que hay enfermedades contagiosas que afectan a muchas más personas, como la malaria. Claro que ni el ébola ni la malaria parecen preocupar a los dirigentes de los países ricos hasta que hay algún caso en territorio nacional”. Cristina Lorenzo, por su parte, cree que “en un principio la información creó pánico, pues se trataba de una enfermedad desconocida, pero conforme pasan los días vamos teniendo más datos, y el miedo es menor”. Kary Quiñones opina que “los ciudadanos deben estar alerta y tener mucha precaución, ya que es una enfermedad que se transmite por contacto directo, con una tasa alta de letalidad y que aún no tiene tratamiento específico ni vacuna”. Olivia Bejarano incide en lo apuntado por Michael: “Los estados desarrollados no se habían preocupado de buscar ningún tratamiento para esta enfermedad. Solo cuando han visto peligrar la salud de sus habitantes han empezado a trabajar… Es una pena que la vida de miles de personas dependa de decisiones políticas”.

Preguntamos a continuación por la actuación de Gobierno y Administraciones sanitarias. Judith cree que “no se ha actuado con responsabilidad ni con eficacia, y ahí están las pruebas. La ministra ha sido muy irresponsable, y no me parece que tenga credibilidad ya: debe dimitir y dejar que alguien con capacidad asuma la gestión de esta crisis”. Gabriela: “En función de las noticias, considero que la intervención del Gobierno ha sido penosa, y la poca preparación ha puesto y pone en peligro a la ciudadanía. Creo que somos el ejemplo a no seguir para el resto de Europa”. Michael: “el Gobierno funciona para ganar votos, y traerse a los dos frailes fue una maniobra en este sentido… claro que les ha salido mal. Ahora acusan a la enfermera infectada de ser la culpable, lo cual es de un cinismo increíble. Está claro que no consultaron a los profesionales sobre los peligros de una enfermedad tan contagiosa y cómo actuar”. Cristina también critica esto: “Por ser una enfermedad muy grave y contagiosa, creo que el Gobierno debía haberse asesorado por expertos antes de introducirla en nuestro país. Han improvisado, poniendo en peligro a muchas personas”. Kary: “la Administración sanitaria está intentando informar y capacitar a todo el personal de salud sobre todas las medidas de seguridad que se deben tener en cuenta. Aunque se podría decir que muchas de las cosas que han pasado no han sido por un fallo en el protocolo, sino por error humano”. Olivia: “pienso que la actuación del Gobierno no ha sido la correcta, ni en cuanto a información sobre la enfermedad a los ciudadanos, ni en cuanto al protocolo a seguir”.

Nos interesa este tema de la información: ¿tiene el ciudadano toda la necesaria? Judith: “creo que la ciudadanía nunca tiene demasiada información. Es absurdo considerar a la gente como menores de edad a estas alturas”. Gabriela: “Considero que se debería complementar y aumentar la información sobre el virus, contagio, prevención y situación de casos actuales mediante medios oficiales y de forma constante”. Michael: “Este Gobierno, como la mayoría, trata a los ciudadanos como si fueran imbéciles. Para mí, cuanta más información llegue al ciudadano mejor”. Cristina: “el Gobierno debería informar a la población con transparencia y reconociendo sus errores, y poner todos los medios posibles para que no se propague. De esta manera ganaría la confianza de la población”. Kary: “El ciudadano no tiene toda la información que necesita. En cuanto a la alarma social, es complicado controlar la situación, ya que se trata de un virus que genera una alta tasa de mortalidad”. Olivia: “ahora que ya han muerto infectados por la enfermedad, con la alarma social, ha empezado a mejorar la información. Lamentablemente, para muchos llega demasiado tarde”.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies