• miércoles , 21 agosto 2019

Tecnología francesa Peugeot Citroën: coche sin conductor

JESÚS A. BORNAO.

Mi amigo, el ingeniero francés Mathieu Lheureux, me hizo el comentario de que los ingenieros franceses son los más avanzados tecnológicamente, y que si no logran implantar en la gran industria todos sus proyectos es por falta de financiación.

Revisé la historia de la producción industrial francesa, lo que trajo a mi memoria que los grandes proyectos franceses siempre han ido treinta años por delante de su tiempo. El Concorde, en competencia con el Tupolev, ambos aviones de pasajeros, era capaz del superar la barrera del sonido dos veces, y estuvo volando durante 27 años hasta el 2003. Hoy no existe ningún avión de pasajeros que supere la barrera del sonido.

El Citroën DS, conocido en España como “Tiburón”, se presentó en el Salón de Paris de 1955, estando por diseño y prestaciones a años luz del resto de sus competidores. En octubre de este año se cumplieron los sesenta años de la aparición de este revolucionario modelo.

Ahora PSA, grupo Peugeot-Citroën, nos sorprende con la vuelta a los orígenes con su marca DS para situarse en la categoría Premium. Con echar un vistazo a su nuevo vehículo DS 5 podemos ver un prodigio de la tecnología francesa y del glamour del vehículo.

Para situarse dos peldaños por encima de sus competidores en tecnología, y después de establecer una primicia en Francia al viajar desde París hasta Burdeos el pasado 2 de octubre, el prototipo PSA Peugeot Citroën ha superado la frontera francesa con un recorrido de alrededor de 3.000 km entre París y Madrid, con una escala en Vigo. El regreso se efectuó a través de Perpiñán, Marsella y Lyon, hasta llegar al centro técnico del Grupo situado en Vélizy, en la región de París.

La distancia se recorrió en modo autónomo, sin intervención del conductor, en los sectores en los que estaba autorizado. El coche ajustó por sí mismo la velocidad y los adelantamientos en función del resto del tráfico, de los límites de velocidad reglamentarios y de la infraestructura.

El grupo fue el primer constructor que obtuvo, en julio de 2015, los permisos necesarios para hacer circular 4 prototipos autónomos en carretera abierta en Francia. Estos vehículos han acumulado, a día de hoy, más de 10.000 kilómetros de pruebas. En 2016, PSA dispondrá de una quincena de prototipos. La autorización ampliada a las carreteras españolas permite a los equipos de I+D desarrollar las funciones del vehículo autónomo fuera de la red de carreteras francesa.

Al final, mi amigo Mathieu Lheureux, va a tener razón: En Francia hay buenos ingenieros…

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies