• lunes , 17 diciembre 2018

¿Qué es una Unidad del Dolor?

HOSPITAL Nª Sª DEL ROSARIO. Noviembre 2018.

Las Unidades del Dolor tienen como objetivo tratar a pacientes con dolor crónico o agudo y mejorar su calidad de vida. El estudio y tratamiento del dolor es abordado en ocasiones por el médico de familia u otros especialistas, aunque es desde las Unidades de Dolor, integradas por especialistas en Anestesiología y Reanimación, donde se realiza un abordaje más integral de las necesidades terapéuticas de los pacientes que presentan estas patologías. Los casos más complejos podrían beneficiarse de técnicas regionales e implantación de dispositivos para el tratamiento del dolor.

Estas unidades realizan un estudio y diagnóstico de los procesos de dolor crónico para entender mejor los mecanismos implicados y aplicar así el tratamiento más específico. Ello implica, habitualmente, valorar al paciente y solicitar pruebas complementarias: analíticas, de imagen (Resonancia Magnética Nuclear, TAC, gammagrafía, ecografía, etc.) y, también, pruebas neurofisiológicas. Una vez estudiado cada caso, se realizan tratamientos dirigidos a resolver la causa del dolor, siempre que sea posible. En caso contrario, se opta por tratamientos que pueden paliar su intensidad.

Las técnicas intervencionistas son las más específicas de una Unidad del Dolor. Se realizan en el quirófano con ayuda de Rx y una pequeña sedación en el caso en que fuera necesaria. Generalmente se aplican en pacientes que no han respondido al tratamiento médico inicial.

Tratamientos más habituales y específicos:

Bloqueos nerviosos y técnicas de radiofrecuencia: los bloqueos nerviosos consisten en la inyección de diferentes medicamentos en la proximidad de un nervio o un plexo nervioso, como la inyección epidural de esteroides en ciertos casos de ciática, e inyección de anestésicos locales, con o sin antiinflamatorio, en radiculopatías (pérdida de la función sensitiva o motora en una raíz nerviosa). Por su parte, la radiofrecuencia consiste en la aplicación de calor (entre 42º y 80ºC) mediante la colocación de una aguja en un nervio periférico o espinal. Es uno de los tratamientos más eficaces para ciertos tipos de dolor crónico, sobre todo en pacientes con dolor en la columna cervical o lumbar. Estas técnicas tienen la ventaja añadida de ser ambulatorias

Epiduroscopia: es una técnica novedosa mediante la cual se aborda el espacio epidural con el fin de eliminar adherencias y estrechamientos en el canal lumbar.

Estimulación medular: consiste en la colocación de un electrodo cercano a la médula espinal que se conecta a un generador o batería. Las indicaciones más frecuentes son dolor por isquemia arterial, dolor neuropático después de operaciones en la espalda o por un síndrome de dolor regional complejo, e incluso dolor por la angina refractaria. Ésta es una técnica más compleja que suele requerir ingreso hospitalario y varios tiempos quirúrgicos, pero forma parte del último escalón dentro del arsenal terapéutico contra el dolor.


Dr. Ángel Alonso Chico

Unidad del Dolor 

Hospital Nuestra Señora 
del Rosario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies