• jueves , 2 abril 2020

Primer debate electoral del Distrito Salamanca

LUCIANO SÁNCHEZ/CENTRO LISTA.

Este evento ha inaugurado en el Distrito una nueva forma de hacer política.

En el marco del encuentro llamado “Horizonte 2020 para el distrito de Salamanca” se realizó el pasado 18 de diciembre en el Centro Lista un debate electoral en el que participaron los seis representantes de los partidos políticos que atendieron a la convocatoria: Sergio Brabezo, vecino de Fuente del Berro y concejal del ayuntamiento por C’s; Gloria Mora, vecina de Guindalera y militante de la agrupación socialista por PSOE; Mª Luisa Baratas, vecina de Goya y candidata a diputada por La Izquierda-Los Verdes; Ana Álvarez, vecina de Castellana y candidata a diputada por Podemos; Julio Rodríguez, integrante del consejo político federal por IU; y Borja Fanjul, concejal del Ayuntamiento por PP. La mesa la moderó África Martínez, directora de este periódico.

De izquierda a derecha: Sergio Brabezo, Gloria Mora, Mª Luisa Baratas, África Martínez, Ana Álvarez, Julio Rodríguez y Borja Fanjul.

Este acto tuvo, además, un motivo concreto y particular: “Tribuna Abierta”, un grupo en su mayoría de mujeres del Distrito que realizan sus tertulias y debates regularmente en este centro, habían manifestado claramente su determinación de no votar a algunos partidos en particular, pero querían tener razones concretas para sí votar entre los contendientes. En este sentido, la reunión tenía como fin no solo glosar las grandes promesas electorales, sino también anclar éstas en los deseos y las necesidades del público asistente, que, por cierto, llenó la sala de la conferencia, y esto no solo en términos físicos, sino sobre todo en el aspecto más reseñable en este tipo de actos: con su forma de participar.

Fueron ellos (deberíamos decir más bien “ellas”) los que bosquejaron el conjunto de preguntas a las que fueron sometidos los ponentes; y ellas también las que eligieron el orden en que éstas debían ser expuestas. Es decir, que los políticos y políticas presentes solo conocieron el guión minutos antes de su intervención; un ejemplo a seguir, si se me permite expresarme así. Y una razón de peso para felicitar a los ponentes por su arrojo y buen talante.

Aún más notable fue el hecho del cómo entre el grueso del público y la moderadora de la mesa se estableció una notabilísima “entente” para controlar el desarrollo de la sesión, y de tal manera que el clima logrado fue de alta “productividad” política, esto es: con ponentes que se disciplinaron en el uso del tiempo, y sobre todo en atenerse al contenido de las preguntas que se les hacían. Pero que también disciplinó a una parte del público asistente, que en su pasión, a veces, intentaba interrumpir a alguno de los intervinientes, o expresar sus opiniones o sus rechazos, o simplemente boicotear el acto mediante provocaciones.

En boca de la moderadora, este debate ha inaugurado en el Distrito una nueva forma de hacer política. Y nosotros compartimos esta idea: por primera vez en el Distrito se encuentran cara a cara elegibles y electores y pueden empezar a reconocerse. Estamos seguros de que ambas partes van a sacar de esta experiencia muchas cosas que aprender, y que gozar.

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies