• sábado , 19 octubre 2019

Presupuestos Participativos

ROBERTO BLANCO TOMÁS.

El ayuntamiento de Madrid ha presentado en febrero los “Presupuestos Participativos”, que han sido definidos como “una herramienta de participación y gestión de la ciudad, mediante la cual la ciudadanía puede proponer y decidir, de manera directa, sobre el destino de parte de los recursos municipales”. En concreto, serán 60 millones de euros para el próximo año 2017 los que se gestionarán a través de esta iniciativa, de los cuales 36 millones se destinarán a propuestas localizadas en los distritos —“repartidos de manera proporcional a la población e inversamente proporcional a la renta per cápita”—y 24 millones a propuestas de todo Madrid. A nuestro distrito le corresponderán 1.286.657€ de estos presupuestos.

Las propuestas puede realizarlas cualquier ciudadano, empadronado en Madrid, a través de Decide Madrid (https://decide.madrid.es), en su junta de distrito, o en las Oficinas de Atención al Ciudadano. El calendario establecido sería el siguiente: del 22 de febrero al 31 de marzo, recogida de propuestas; del 1 de abril al 14 de mayo, apoyo y valoración; y del 15 de mayo al 30 de junio, votación final. La aplicación de las propuestas, como decíamos, tendrá lugar a partir del 1 de enero de 2017.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid ha saludado en un comunicado esta iniciativa. Aunque considera que el dinero destinado a la misma “sigue siendo insuficiente, especialmente el dirigido a proyectos de los distritos”, destaca que “nunca antes un Gobierno de la capital había dedicado tantos recursos y presupuesto económico a esta cuestión, y esto es motivo suficiente de alegría”. Además, la federación ha valorado de manera muy positiva “la forma en la que repartirán los 60 millones reservados a este fin, pues puede contribuir a reducir el enorme desequilibrio territorial que padece la capital”. En el mismo comunicado, la FRAVM se ponía a disposición del consistorio “para extender y mejorar su modelo de participación ciudadana”, pues apuntaba que “echa en falta un mayor protagonismo de las entidades ciudadanas en la iniciativa presentada”.

Y como decía Mayra Gómez Kemp en el Un, dos, tres, “…hasta aquí puedo leer”. Por supuesto y a priori, toda iniciativa que proporcione a la ciudadanía un mayor control del erario público y capacidad de decisión acerca de qué hacer con el mismo —amén de una mayor transparencia de la Administración, lo que va unido a lo apuntado— será algo positivo. Pero, también por supuesto, tendremos que esperar a ver su aplicación en la práctica para valorar en términos reales si esto es así, y cómo de “así” es. Quiero decir: si se corresponde al cien por cien con lo anunciado, si es poco o mucho el dinero asignado, si la forma de gestionarlo da muchos o pocos problemas, si hay que mejorar cosas y, en fin, si esa participación es real y si se hace mucho o poco caso a lo que opinan los vecinos. Pues ésa es una de las “tareas” que tiene una sociedad responsable: comprobar si/que/cómo los proyectos de los Gobiernos de las distintas Administraciones se llevan a la práctica.

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies