• martes , 11 diciembre 2018

¿Por qué me duele el pecho?

HOSPITAL Nª Sª DEL ROSARIO. Septiembre 2018.

El dolor en el pecho o dolor precordial es una de las causas mas frecuentes de consulta, tanto de Urgencias como de cita con el cardiólogo. Se ha evaluado que el 55% de los casos de dolor de pecho que acuden a Urgencias no eran debidos a ninguna causa orgánica definida. Más de la mitad eran casos de ansiedad,  un 35% eran causados por trastornos musculo-esqueléticos o por enfermedades digestivas, y solamente un 10% era de causa cardiovascular.

Sin embargo, ante un dolor en el pecho hay que acudir a Urgencias o bien pedir cita con Cardiología para que se puedan evaluar las características del dolor, la forma de presentación, la localización e irradiación, la afectación al estado general  de la salud y la historia clínica y familiar del paciente.

Los dolores precordiales se pueden presentar por alteraciones digestivas, del esófago y del estómago (reflujo gastroesofágico y hernia de hiato), por distensión abdominal e intestinal, por gases y estreñimiento, reflejos de dolores vesiculares, pancreatitis etcétera.

Cuando hablamos de alteraciones musculo-esqueléticas nos estamos refiriendo, entre otras, a una artritis de la articulación de las costillas con el esternón, neuritis intercostales (inflamación de los nervios que existen entre las costillas), traumatismos, etc. Causas pulmonares y pleurales (la pleura es una membrana que recubre la cavidad torácica y los pulmones) cuando se padecen neumonías, neumotórax, pleuritis (inflamación de la pleurea) o embolismos pulmonares.

También puede aparecer dolor en el pecho cuando tienen lugar crisis de ansiedad y nerviosas, provocadas por situaciones de estrés o bien personas hipocondriacas con pánico a las enfermedades del corazón.

El dolor que se produce por isquemia o falta de riego coronario se llama “angina de pecho”, y si esta falta de riego es por una oclusión de la arteria coronaria se produce un infarto de miocardio. Los síntomas del dolor coronario se caracterizan por opresión (como si nos estuvieran poniendo un peso en el pecho), que se suele presentar en el centro del pecho, de carácter intenso y con frecuencia se irradia al brazo izquierdo y mandíbula. Además, suele producir sensación de mal estado general con sudoración, palidez, dificultad para respirar, mareo, náuseas y sensación de falta de vida.

En los otros dolores que no son cardiacos son frecuentes las punzadas o dolores que duran unos segundos y desaparecen, los dolores que aparecen con determinadas posturas o que se acrecientan al tocarse en la zona dolorida. Las molestias que se acompañan con reflujo del contenido gástrico y acidez en la boca y el esófago van acompañadas de una sensación de plenitud abdominal y gases.

Hay otros dolores en el pecho que también pueden ser del corazón, pero no por angina de pecho, como es en el caso de las pericarditis (inflamación de la capa que recubre el corazón), en las que el dolor aumenta, sobre todo, con la respiración y con diferentes posturas. En este capítulo entran también las roturas de aneurismas de aorta (dilatación localizada en la aorta producida por una debilidad en la pared de la arteria) y otras patologías menos frecuentes.

 

Dr. Antonio Álvarez-Viéitez, 

Jefe del servicio de Cardiología 

Clínica del Hospital Nuestra 
Señora del Rosario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies