• sábado , 19 octubre 2019

Ojo con las descargas

Ojo con las descargas

Carlos Gómez Cacho

descargasDe un tiempo a esta parte es habitual ver a personas desesperadas ante el ordenador, observando cómo parece que éste se ha vuelto loco. Ventanas que se abren y se cierran, la página del buscador secuestrada; en fin, un caos.
El caso es que todo el mundo asegura que no ha hecho nada raro y que no es culpa suya. En realidad es y no es cierto: me explico, inicialmente hemos empezado nosotros una descarga, plenamente conscientes, pero llegado un momento pasa algo y la cosa se descontrola. El problema viene porque, cada vez más, se realizan acuerdos comerciales y de estrategias entre diferentes servicios y aplicaciones, aprovechando por ejemplo grandes portales de descargas, tipo Softonic.
Vamos con un caso concreto. Necesitamos un determinado programa, nos vamos a Softonic, y una vez elegida dicha aplicación iniciamos la descarga. Lo que primero se descarga no es el propio programa, sino un instalador propio del portal, en el cual antes de llegar a la propia descarga que nos interesa nos van apareciendo diferentes pantallas donde se nos “recomiendan” otros productos, que vienen con las casillas marcadas por defecto. Ese momento es el punto crítico donde, si no nos fijamos y vamos aceptando pantallas, acabaremos en ese caos de ventanas y secuestros de páginas.
No es nada ilegal, pues te dan la opción de desmarcar la instalación de dichos servicios. Lo que pasa es que, ante tanta información, las prisas o la poca práctica, te acaban colando lo que ellos quieran. Las soluciones una vez “hemos caído” son diferentes según el tipo de aplicaciones y acciones que nos han instalado. Puede pasar por la simple desinstalación de programas hasta la necesidad de utilizar medios más expeditivos para la eliminación de cierto malware (aplicaciones o programas maliciosos).
Como consejo final, fijémonos en lo que hacemos mientras descargamos programas, sobre todo de portales “supermercado” de aplicaciones. Siempre que dudemos de algo, no sigamos. Y ante cualquier ventana sospechosa que aparezca, hagamos una captura de pantalla o tomemos nota y comuniquémoslo a un profesional (hablamos siempre de descargas legales de sitios legales. Las descargas ilegales, aparte de su ilegalidad, pueden llevar consigo problemas más graves para nuestro sistema informático que lo explicado aquí).

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies