• viernes , 23 febrero 2018

Mis deseos para 2018

ANA DE GÓNGORA. Enero 2018.

Al comienzo de cada año muchas personas se marcan una serie de propósitos, muchos de los cuales suelen repetirse año tras año, pues según van transcurriendo los días se va perdiendo la voluntad de llevarlos a cabo, hasta que se olvidan… Y hasta el año siguiente, que se repetirá el ritual.

Por eso yo prefiero formular deseos no solo personales. Puestos a pedir o desear, podemos ser generosos, o ambiciosos, según queramos verlo. Así, este año deseo consciencia para reconocer los errores, corregir lo que pueda enmendarse y evitar repetirlos. Deseo que recuperemos los auténticos valores, como empatía, cordialidad, sinceridad, honradez, generosidad, dignidad, respeto a los demás y a uno mismo…

Y, sobre todo, deseo que predomine el sentido común, inoperante desde hace tiempo frente a la incoherencia, el dislate, la irresponsabilidad y, por qué no decirlo claramente, la desvergüenza, la hipocresía, el egoísmo y el desprecio por los demás dominantes en la sociedad de nuestros días.

Hay que potenciar estos deseos con toda la energía de la que seamos capaces, pues la realidad es que, aunque traten de edulcorar la situación del país, en los últimos informes publicados en 2017 la Comisión Europea ha suspendido a España por su elevado grado de desigualdad por renta. Bruselas la ha situado a la cabeza del ranking de los países europeos más desiguales, por delante de Bulgaria, Grecia y Lituania. Oxfam Intermón  publica que en España son ya solo tres personas las que acumulan la misma riqueza  que el 30% más pobre del país, es decir, 14,2 millones de personas. En el último año, el incremento de la riqueza del 10% más rico en España ha sido casi dos veces el incremento del 90% restante. Es cierto que ha crecido el PIB desde hace tres años, pero  la brecha de la desigualdad también ha seguido aumentando, lo que significa que el crecimiento económico solo está beneficiando a los más ricos.

En fin, cabe pensar que hemos llegado a tales límites que ya solo podemos mejorar. Mantengamos las esperanzas…

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies