• lunes , 17 diciembre 2018

La tecnología que viene

CARLOS GÓMEZ CACHO. Enero 2018.

En estas fechas es habitual realizar un repaso a las novedades y tendencias tecnológicas. 

Algunas no son realmente novedades, pero siguen aumentando su presencia cotidiana y su aprovechamiento. Hablamos de Big Data, Internet de las cosas (IoT), Inteligencia Artificial, la realidad virtual y la aumentada o la omnipresente nube.

En todos los casos las empresas pueden beneficiarse mucho de estas tecnologías, y al final redundar en los ciudadanos. Tenemos un ejemplo, muy concreto y cercano, con Google que aplica el Big data y la Inteligencia Artificial a nuestras búsquedas “adivinando” lo que queremos buscar. Si bien la utilización de la IA para aprovechar los grandes volúmenes de datos (Big data) para diferentes situaciones, es una constante que va en aumento.

En esa transformación digital y cultural que deben realizar las empresas y profesionales para no quedarse atrás, sigue el aprovechamiento de la nube, como fórmula cada vez más adaptable y económica, y abierta a nuevas posibilidades.

La ciberseguridad sigue situándose como un elemento de vital importancia, dado que nuestra vida es cada vez más digital, y necesita de una protección específica, incidiendo en la formación para una buena prevención, primera línea de defensa.

También están apareciendo, cada vez más, en los medios de comunicación tecnologías como blockchain, las criptomonedas, los coches autónomos, o la tendencia de la impresión de nuestras fotos digitales.

La proliferación de nuevas monedas digitales (criptomonedas) y su adopción cada vez más por los sistemas financieros (la veterana Bitcoin, Etherum, Litecoin, etc.) ha motivado el conocimiento de un nuevo sistema descentralizado para la transacción y mantenimiento de registros (blockchain o cadena de bloques) bien visto por los mercados financieros y negocios digitales, y va a ser una tecnología de la que se va a hablar mucho.

Otra tendencia tecnológica más visible es la relacionada con los coches autónomos que, aunque aún no sean accesibles para la ciudadanía en general, si vemos que se está avanzando muy rápidamente.

Y, por último, es curioso como en la era digital puede volver, especialmente a los hogares, el deseo de tener fotografías impresas. Ello ha facilitado la aparición de impresoras domésticas de fotografía o servicios para dicho fin, de forma más asequible. 

Muchas de estas tecnologías nos parecen distantes o incluso ciencia ficción, pero la realidad es que están más presentes de lo que parece.

¿Crees que utilizas alguna de ellas en tu día a día?

Propósito tecnológico para 2018: intentar conocer mejor la tecnología que manejamos habitualmente. Feliz año.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies