• lunes , 17 diciembre 2018

La cirugía robótica en urología

HOSPITAL NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO. Febrero 2018.

La cirugía robótica ha sido uno de los grandes avances de la medicina en la última década, ya que ha supuesto un gran adelanto y mejora en la capacidad quirúrgica médica, especialmente en el campo de la cirugía oncológica.

Un cambio muy significativo en este campo es la introducción del Sistema de Cirugía Robótica Da Vinci. Diseñado específicamente para realizar intervenciones quirúrgicas complejas, el robot Da Vinci amplía las capacidades del cirujano, permitiéndole operar con gran visualización, precisión y destreza. Además, ofrece una opción mínimamente invasiva para la cirugía mayor.

Beneficios

La cirugía robótica aporta importantes mejoras respecto a la cirugía convencional. Los beneficios para el paciente son: menor tiempo de ingreso hospitalario y convalecencia, menor riesgo de infección y de otras complicaciones, postoperatorios menos dolorosos, sangrado muy reducido y por tanto menos necesidad de transfusiones, reducción del impacto estético negativo (cicatrices más pequeñas), recuperación social y laboral más rápida y, por encima de todo, una eficacia terapéutica muy superior con un respeto extremo por la funcionalidad del órgano tratado y los órganos adyacentes.

También para el cirujano tiene importantes ventajas: una facilidad de acceso a zonas anatómicas complejas insuperable por la cirugía convencional, una radicalidad oncológica excelente, un control hemostático elevadísimo (del sangrado), reducción en tiempo quirúrgico y realización de una cirugía funcionalmente conservadora en contraste con la radicalidad oncológica.

En definitiva, hace a los especialistas más precisos y eficientes, lo que revierte en un gran incremento del confort para el paciente y en su reinserción completa a la vida social y laboral.

Aplicaciones en urología

En el campo de la urología, la importancia de este sistema de cirugía robótica en el tratamiento del cáncer de próstata, de riñón y de vejiga es cada vez mayor. Aunque también es utilizado en el tratamiento de enfermedades no neoplásicas, tal es el caso de hidronefrosis congénitas y adquiridas, trastornos del suelo pélvico, patología litiásica compleja, etc. Además, también está indicado para los trastornos del suelo pélvico femenino.

Hay estudios que reflejan que Da Vinci es el tratamiento quirúrgico más eficiente y más seguro para el cáncer de próstata. Además, los riesgos de impotencia sexual y de incontinencia urinaria se reducen notablemente.

La cirugía asistida por robot no solo nos hace más precisos, también permite alcanzar una actuación quirúrgica individualizada y selectiva más eficaz y funcionalmente más preservadora.

Dr. Sánchez de la Muela Naverac, Jefe del Servicio de Urología
Centro de Cirugía Robótica
Hospital de Nuestra Señora del Rosario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies