• jueves , 12 diciembre 2019

¿Habremos salido de la crisis?

¿Habremos salido de la crisis?

 

ROBERTO BLANCO TOMÁS

crisis3-1De un tiempo a esta parte, distintas voces insisten en convencernos de que estamos saliendo de la crisis. Hablan en términos macroeconómicos, algo que el común de los mortales identificamos cada vez más con “esotéricos”, pues el ciudadano no cuenta con herramientas para comprobar su estado real, dar crédito a estas cuestiones es claramente asunto de la “fe” de cada uno, y cada vez más gente duda de la existencia de tal cosa —la “macroeconomía”, quiero decir—. En cualquier caso, con esto de la crisis entramos en el terreno de las “palabras mágicas”. Recuerdo que al Gobierno de entonces le costó muchísimo aceptar públicamente que nos encontrábamos inmersos en una crisis económica de proporciones colosales. Una vez se aceptó esto, parecía que no había otra palabra en nuestro rico idioma para repetirla una y otra vez allá donde les ponían —a unos y a otros— un micrófono, y se convirtió en una suerte de mantra utilizado para justificar todo tipo de recortes y “ajustes duros”. Además, tampoco estuvo nunca claro el tema.

Desde los movimientos sociales siempre se insistió en que no era una crisis, sino “una estafa”, para llamar la atención sobre el hecho de que no afectaba a todos de la misma manera: el peso principal de dicha “crisis” caía sobre unos, mientras que otros no la sufrían para nada, e incluso a algunos les beneficiaba, ya sea porque abría todo un abanico de posibilidades de negocio o porque permitía ahorrar gastos a costa de los trabajadores. En fin, han pasado ya unos cuantos años, mucha gente sigue sin encontrar trabajo (tenemos cuatro millones y medio de parados), y lo lógico es pensar que para buena parte de estas personas la cosa cada vez esté peor, pues cada día que pasa es un día más que tienen que resistir sin ingresos. Lo acaba de decir el presidente de la Comisión Europea, en referencia a nuestro país: con las cifras de paro de España en la mano, “no podemos decir a la gente que la crisis se ha acabado”.

Una lógica aplastante: la macroeconomía puede ir como quiera, pero aquí hay por lo menos cuatro millones y medio de personas que seguro que no están saliendo de la crisis. Y estamos hablando de un problema real y que preocupa. De hecho, según los últimos datos del barómetro del CIS, es con diferencia el problema que más preocupa a los españoles. En resumen, que siempre que sale el político o el mediático de
turno proclamando alguno de estos enunciados triunfalistas, tiendo a no creérmelo demasiado, pues no lo veo reflejado a mi alrededor, y soy hombre de poca fe.

Esto no importa demasiado, pues la mía es solo una opinión más. Lo que sí es importante es que, de nuevo según los últimos datos del CIS, la mayoría de los españoles tampoco se lo creen: el 81,3% de los ciudadanos considera que la situación económica es igual (51,7%) o peor (29,6%) que hace un año. Un 75,6% de los encuestados la define como mala (41,8) o muy mala (33,8), apenas un 0,1 la entiende como muy buena, y el 21,6% la ve “regular”. Vamos, que puede que hayamos salido de la crisis y no nos hayamos enterado —yo juraría que esas cosas se notan, pero puedo equivocarme—, o puede que una vez más nos estén contando una película… Elijan ustedes la opción que prefieran.
2015
HUMOR GRÁFICO

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies