• domingo , 19 agosto 2018

El efecto mariposa, concentrado y precipitado en nuestro país

ANA DE GÓNGORA. Mayo 2018.

El efecto mariposa o la teoría del caos en nuestro país más bien podríamos entenderlo como “abrir el avispero”. Cada vez que periodistas de verdad se dedican a investigar e informar formalmente con pruebas y fuentes veraces, se desencadena un torbellino, una maraña de asuntos cuando menos sucios que acaban destapando conductas y actuaciones presuntamente fraudulentas y, en algunos casos, hasta delictivas. La Justicia decidirá, son demasiadas tramas las que están en sus manos.

Recientemente, llega la noticia de que la ministra de Defensa quiere formar una comisión, dentro de la que ya existe, que investigue las noticias falsas (fake news, que parece que gusta más decirlo en inglés a pesar del escaso nivel de este idioma en el país). La novedad es que la ministra quiere incorporar editores de prensa en este nuevo grupo. Pues resulta curioso que además de que ya existe un estudio de una comisión europarlamentaria dedicada a esto y que unos días antes avanzó una serie de recomendaciones, entre ellas advierten al Ejecutivo comunitario contra la tentación de optar por soluciones simplistas: cualquier forma de censura ya sea pública o privada debe evitarse. Curioso es también que, tras el jaleo del 1 de octubre pasado, saltó la noticia de que los rusos estaban apoyando el independentismo catalán, lo que disparó las alarmas que llevaron a la ministra y al presidente del Gobierno a una reunión oficial en Bruselas, a conversaciones con la OTAN, y los principales medios de comunicación del país se hicieron eco de la tremenda noticia. No bastó con que Rusia desmintiera esa información: ha tenido que ser la investigación formal realizada por la Universidad de Oxford la que declarara que la injerencia rusa sobre el procés es en realidad un puñado de empresas mercenarias que trabajan para el mejor postor. La red global que apoyó a Trump e impulsó el Brexit se llama “Cambridge Analytica”, y no es rusa. Esto es una noticia falsa que ninguno de los medios que la difundió se molestó en contrastar y verificar… Y no digamos ya del Ministerio y del Gobierno. ¡Qué bochorno! ¿O no?

Las manifestaciones por las distintas reivindicaciones… Las de los pensionistas, criticadas y ninguneadas, pero… a última hora y con vistas a las próximas elecciones se anuncia un posible parche, y le falta tiempo al vocero del Gobierno para pedir que se manifiesten ahora para mostrar agradecimiento. ¿Cabe mayor cinismo?

Y para terminar, aunque hay muchas más cuestiones, queda lo del máster de Cifuentes. ¿Lo hizo sin asistir? Aprobó y hasta tuvo notas sobresalientes en asignaturas que se habían impartido un trimestre antes de que se matriculara… Éste ha sido el hilo que ha destapado la trama que afecta a toda la Universidad Rey Juan Carlos, a unos por abuso y mal uso de sus cargos y responsabilidades, al resto por ser víctimas de las malas actuaciones de quienes deberían dar ejemplo.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies