• domingo , 20 enero 2019

El cáncer colorrectal y cómo prevenirlo

HOSPITAL NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO. Febrero 2017.

El cáncer colorrectal es un tumor maligno que se desarrolla en el colon o en el recto. Es el cáncer más común en nuestro país. Según datos de la AECC, se diagnostican casi 34.000 nuevos cánceres colorrectales cada año.

Es asintomático en sus primeras fases. Según va creciendo produce síntomas que dependen de su localización: anemia, sangre en las heces, pérdida de peso, estreñimiento, sensación de no terminar la evacuación, obstrucción intestinal, perforación del colon.

El pronóstico y el tratamiento han mejorado en los últimos años por su detección en fases más tempranas. Las tasas de supervivencia a cinco años cambian en función de la etapa en la que se encuentre el tumor: en las precoces, cuando todavía no hay síntomas, la supervivencia es alta (hasta el 92%).

¿Puede prevenirse?

¡Sí! El cáncer colorrectal tiene una historia natural conocida, y sabemos que los pólipos son lesiones precursoras. Hacen falta unos 10 años entre la aparición de los pólipos, su malignización y la formación del cáncer.

Como en el cáncer de mama, existen programas para detectarlo de forma precoz. Estudios científicos demuestran que los casos diagnosticados en estos programas tienen menor mortalidad y mejor pronóstico.

Las herramientas para el cribado son la detección de sangre oculta en heces (SOH) y la colonoscopia. Tener una SOH positiva NO implica tener un cáncer, pero hace necesario realizar una colonoscopia para descartarlo. Además, con la colonoscopia, que en algunos casos puede realizarse en lugar de SOH, se pueden detectar y extirpar los pólipos precancerosos, reduciendo así la incidencia de cáncer en el futuro.

¿Cuándo hacerse una colonoscopia preventiva?

Personas sanas mayores de 50 años: el cáncer colorrectal afecta principalmente a personas mayores de 50, puesto que la edad aumenta las posibilidades de desarrollar pólipos en el colon. Es recomendable hacerse al menos una colonoscopia a partir de los 50 años.

Personas con antecedentes familiares: si un familiar cercano ha padecido esta enfermedad aumentan las posibilidades de desarrollar un cáncer de colon. Está indicada la realización de una colonoscopia 10 años antes de la edad con la que fue diagnosticado el familiar afecto. Continuar con una periodicidad de 3 a 5 años.

Personas con antecedentes de pólipos en colon: su presencia predispone a que aparezcan nuevos. Por este motivo, conviene repetirlas con la periodicidad que determine su médico según el caso (1, 3 o 5 años).

Personas con enfermedades inflamatorias intestinales crónicas: como la colitis ulcerosa, que requiere una colonoscopia a los 10 años del inicio de la enfermedad. La periodicidad de las siguientes colonoscopias dependerá de los hallazgos de la primera.

Para prevenir ésta y otras enfermedades es importante seguir una dieta rica en fibra y prevenir la obesidad. A partir de los 50 años o antes, si existen antecedentes familiares relevantes, debe acudir a su especialista en digestivo para ser sometido al cribado del CCR, al igual que si se presenta algún síntoma.

 

Dra. Natalia Z. Rosado Dáwid
Unidad de Endoscopia e Intervencionismo Digestivo
Hospital Nuestra Señora del Rosario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies