• jueves , 2 abril 2020

Coloquio ‘El teatro ante la sociedad’ en la Fundación Wellington

Coloquio-Wellington

Coloquio ‘El teatro ante la sociedad’ en la Fundación Wellington

 

FUNDACIÓN WELLINGTON

La Fundación Wellington realizaba el 22 de junio un nuevo coloquio, dedicado en esta ocasión al teatro, la más antigua de las artes. Para ello, reunió a uno de los grandes empresarios teatrales, Enrique Cornejo, partícipe del pasado y el presente del teatro en España; Verónica Forqué, gran actriz de la escena española; Albert Boadella, dramaturgo, director, actor y actual director de los Teatros Canal Madrid; y Ana Samboal, directora de Diario de la Noche de Telemadrid.

Tras las palabras de bienvenida de Cristina Moratiel, presidenta de la fundación, el acto comenzó de la mano de Ana Samboal, abriendo el telón a una obra cuyo argumento era el teatro y su público. ¿Qué está ocurriendo con la cultura del teatro? ¿Vivimos los últimos años de función? ¿Ya no interesa? ¿En qué medida incide la dicotomía entre el ámbito público y privado?

El primero en tomar la palabra fue Enrique Cornejo, que hizo un recorrido del pasado y el presente de este arte, indispensable para comprender la gran transformación social y nuestra realidad: “El teatro solía ser como la sociedad, apasionado, lúdico, romántico y pionero. De los 35 espacios teatrales, hoy existen 23, absorbidos en buena parte por el teatro institucional, la crisis económica y la decadencia de una sociedad que apuesta por el esperpento, en vez de crear belleza o remover conciencias”.

A continuación, intervino Verónica Forqué, quien desde su trayectoria como actriz reconoció ver el panorama teatral con nostalgia: “Durante muchos años, los actores pudimos comprobar que se podía llenar de contenido la vida a través de historias, realidades y experiencias. […] Este es un país que ha ido perdiendo el entusiasmo por la cultura, sustituyéndolo por otros sectores, dirigidos a un público de masas”.
La función terminó con las palabras de Albert Boadella, que hizo referencia a la competencia desleal entre el ámbito público y privado. En este sentido, “hemos limitado las obras de éxito a cuatro semanas para atenuar la competencia desleal”. Boadella también aprovechó para hacer una pequeña apreciación sobre la actualidad del teatro, defendiendo su inexorable naturaleza; un arte que sigue siendo el mismo y que persigue el mismo fin que en tiempos de Grecia: “El complejo de modernidad ha hecho daño al sector. El teatro ha sido, es y será siempre contemporáneo”.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies