• sábado , 18 noviembre 2017

Nuevo Toyota Prius: la seguridad de lo experimentado

JESÚS A. BORNAO. Noviembre 2017.

Pocos apostamos hace 20 años, cuando hizo su aparición el primer vehículo híbrido gasolina-eléctrico, que sería un tremendo éxito y que hoy iríamos ya por la cuarta generación.

Un vehículo híbrido consta de dos motores, uno de ellos de explosión y el otro eléctrico. El eléctrico se irá recargando en marcha con la energía que le aporta el motor de gasolina una vez que el de electricidad haya agotado su batería, aunque en las últimas actualizaciones es posible recargarlos mediante enchufe y a coche parado. En el momento en que el motor eléctrico deje de funcionar por falta de corriente, entra en funcionamiento el motor de explosión, que permite mover el vehículo y al mismo tiempo recargar la batería. Conduciendo solo con el motor eléctrico el ruido es inexistente, al igual que el CO2 emitido. Lo que ha sucedido desde el primer Prius hasta la cuarta generación es básicamente que las baterías han mejorado su capacidad de carga y hoy es posible que un vehículo que nos desplaza a trabajar en ciclo urbano lo haga todo el trayecto con el motor eléctrico, sin llegar a entrar en funcionamiento el motor de gasolina.

El Toyota Prius es el vehículo referente de los híbridos, por sus veinte años de funcionamiento y porque motorizaron grandes flotas de taxis de ciudad. Bajo consumo y fiabilidad mecánica han sido su referente durante estos años, unidos a sus actualizaciones. Tan satisfechos están en Toyota con el rendimiento de sus motores que la mecánica híbrida de este modelo no cambia comparada con la de su predecesor, por lo que cuenta con el mismo propulsor térmico de gasolina de 1,8 litros combinado con otros dos motores eléctricos —uno funciona únicamente como generador para la batería, mientras que otro le sirve de apoyo al motor de combustión o funciona de modo autónomo—. Utilizando ambos motores cuenta con una potencia de 122 CV, homologando un consumo medio en ciclo combinado de 3,6 l/100km y unas emisiones de CO2 de 76 g/km.

Con el nuevo diseño, los ingenieros han elaborado una carrocería más triangular, más afilada, combinada con elegantes faros de led, al tiempo que, al bajar el capó, el techo y los grupos ópticos traseros situados de modo vertical le dan un aspecto deportivo. Como resultado nos encontramos con un vehículo de 4,56 metros de longitud y una anchura de 1,76 metros, que dotan al interior de una amplitud más que suficiente.

Así, el habitáculo del Prius 2017 incorpora varias novedades. Para empezar, la base de su consola central pasa a ser negro piano, en lugar de blanca —se mantiene de este color únicamente si la tapicería escogida es de piel y en color gris claro—. Además, su sistema multimedia Toyota Touch 2 & Go ha sido actualizado a la última versión, e incluye tres años de actualizaciones gratuitas, una interfaz más intuitiva que facilita su manejo, reconocimiento de voz a través de Siri y un sistema de audio de 10 altavoces firmado por JBL.

Como equipamiento de serie, el Toyota Prius 2017 dispone de un único acabado que incluye en su dotación inicial elementos como faros Bi-LED, llantas de aleación de 17 pulgadas, pantalla TFT de 4,2 pulgadas en el cuadro de instrumentación, pantalla táctil multimedia de 7 pulgadas, paquete de seguridad Toyota Safety Sense, asistente de aparcamiento, Head-Up Display, cámara de visión trasera, navegador, climatizador bi-zona y cargador inalámbrico para teléfonos móviles, entre otros.

Seguro que hay algo que ha pasado desapercibido…  ¡Su consumo! Consume lo mismo que una motocicleta de 125 cc, siendo éste y su silencio en marcha sus dos mejores argumentos de ventas, unidos a su fiabilidad mecánica.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies