• sábado , 18 noviembre 2017

Iberdrola quiso cobrar el consumo de 42 meses cuando llevaba solo uno de alta

FACUA MADRID. Noviembre 2017.

Marta R.L., socia de FACUA Madrid, estuvo viviendo de alquiler en Barcelona durante unos meses y había estado pagando puntualmente las facturas de gas que le pasó Iberdrola al cobro. Pero un tiempo después de dejar el piso recibió una comunicación por parte de una empresa de recobros que le reclamaba el pago de una factura de 1.901 euros emitida por Iberdrola.

La afectada se puso inmediatamente en contacto con la asociación para que le gestionase la correspondiente reclamación ante la compañía. El equipo jurídico de FACUA Madrid dirigió un escrito a Iberdrola en el cual se le indicaba a la empresa que, durante el tiempo que la mujer vivió en Barcelona, las facturas que emitió la compañía se abonaron, y que en ningún momento le envió la factura que la empresa de recobro la estaba reclamando.

Además, Marta R.L. desconocía no solo la existencia de la factura, sino los motivos por los que Iberdrola le reclamaba dicha cantidad por un mes de consumo, desorbitada si se tiene en cuenta que su facturación media durante aquel periodo se situaba en torno a los 30 euros al mes.

La empresa respondió la reclamación explicando los motivos de la factura: en noviembre de 2010 se produjo un escape de gas dentro de la vivienda, por lo que la compañía interrumpió el suministro cuando el contador marcaba 5.596 metros cúbicos, hasta que el propietario reparara la avería y lo comunicara de nuevo a Iberdrola. Nunca se comunicó. El 12 de mayo de 2014, se hizo una nueva lectura del contador, que marcaba un consumo de 7.734 metros cúbicos.

La socia de FACUA Madrid se había dado de alta como titular del contrato el 18 de abril de 2014, un mes antes. Pero la empresa le estaba facturando los consumos registrados desde el 15 de noviembre de 2010, cuando quedó interrumpido el suministro por la avería, 41 meses antes de que la afectada pusiera el contrato a su nombre.

Iberdrola se negó, tras la reclamación, a anular la factura reclamada, a pesar de que la socia había sido titular de ese contrato solo el último mes del periodo facturado. Así que, tras la negativa de la empresa, FACUA Madrid denunció el caso ante la dirección general de Energía, Minas y Seguridad Industrial de la Generalitat de Cataluña. Finalmente, la empresa accedió a anular la factura.

 

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies